Zumby Pixel

Ni Sócrates alcanzaba estos niveles de filosofía

Por: Guillermo Ingram García

Publicado 03 junio 2018 el 03 de Junio de 2018

por

¿Qué es la nada? La nada es la ausencia de todo. ¿Qué es todo? Todo es con cebolla, cilantro, salsa, chile y limón.
MILAGROSA ORACIÓN PARA LAS ALTAS TEMPERATURAS
“¡¡¡Jesucristo Vencedor!!!, ¡¡¡aplaca tu ira y tu rigor, y salva a todos los del grupo de este pinche calor!!!”.
DESDE EL CENTRO DEL PAÍS
Se ve al Presidente secándose con un pañuelo el sudor, producto del tremendo calor que hay en todo el país, en lo que reflexiona: “¡Qué calor tan terrible, nomás falta que digan que yo tengo la culpa!”.
PARA NO SALIRSE DEL TEMA ACTUAL
No cabe duda que este solazo es parte del plan de AMLO que quiere a todo la gente MORENA antes del 1 de julio.
SEGUIMOS EN MATERIA POLÍTICA
¡No a LEY SECA! Con estos candidatos requerimos de valor PARA VOTAR.
IDEM
“Y ¿Sí mejor ponemos de una vez por todas a Brozo de Presidente? Digo, son nos va a cargar el payaso, al menos que sea uno que sepa de política”.
Muchos políticos son como una vaca arriba del techo. No te explicas como ese inmenso animal llegó tan alto.
LA BIENVENIDA MAÑANERA
Una señora se muestra harto agresiva amenazando a su marido con propinarle un descontón con el sartén, en lo que ella le inquiere: “¡¡¿Por qué no llegaste a casa a dormir?!!”. En lo que él, cubriéndose con los brazos cabeza y cara, le responde: “¡¡¡Porque no tenía sueño!!!”.
TIEMPOS MODERNOS
Esta mañana le dije a mi hija que por favor me pasara el periódico, a lo cual ella me dijo: “Papá ya estás viejo, desactualizado y no encajas en el mundo de hoy”. Entonces me pasó su Iphone 7. Para no hacer la historia muy larga: ¡¡¡La mosca está muerta, el teléfono hecho caca y mi hija llorando!!!
ANTE TODO, EL GLAMOUR
Sabes que te has vuelto toda una señora, cuando vez un solazo y en lugar de pensar en la playa o piscina, dice: “El día está bueno para lavar”.
EN LA FARMACIA DE LAS SOLTERONAS
Dos solteronas poseen y atienden una farmacia, que heredaron de su padres. Un buen día entra un hombre y piden un condón. Una de ellas le entrega uno de talla 42. Él dice: “No, es muy pequeño”. Entonces ella le da uno de talla 44. Él dice: “No, este también está también pequeño”. Entonces, ella busca y rebusca entre los cajones de la farmacia, y en eso encuentra lo que buscaba y le muestra al cliente un condón talla ¡54! Éste, un tanto calmo le acota a la farmacéutica: “Tampoco me sirve, sigue siendo pequeño”. La dependienta, ya un tanto amoscada, prefiere poner al tanto a su hermana y le grita por el rellano de la escalera: “¡Ramoooonaaaa! Aquí hay un señor que necesita un condón de una talla mayor a la 54 ¿Qué podemos ofrecerle?”. Y la hermana, gritando desde el piso superior, dice: “¡¡¡Dile que le ofrecemos casa, comida y la mitad de la farmacia!!!”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -