Zumby Pixel

La vida tranquila

Por: Guillermo Ingram
Se quiere sentir el torturador de niños

Publicado 22 junio 2018 el 22 de Junio de 2018

por

Como que ya llevamos muchos días con puras cuestiones trágicas y platicando desde las muy lamentables campañas electorales, hasta del loco del Trumpas, que ahora se quiere sentir el torturador de niños. No cabe duda, de que Einstein sí que tenía razón, resulta que es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio, y por lo que se ve, el Trumpas es un gran prejuicio. Precisamente por todo ese ambiente tan tremendo en el que ahora nos desenvolvemos, lo cual incluye toda esa cauda de recomendaciones para ser “feliz”, amén de dietas para adelgazar y evitar miles de enfermedades.

¡A LOS 88 AÑOS DE EDAD COMIENDO COMIDA CHATARRA Y TOMANDO COCA COLA!

Resulta que el otro día les platiqué sobre el muchachón que contraté para que me hiciera unas puertas en mi casa (les recuerdo que este muchachón tiene apenas 88 años de edad), pues el otro día lo caché ¡¡¡Comiendo comida chatarra y tomando COCA COLA!!! Hice el aspaviento de montar en cólera y sorpresa y le reclamé por qué comía comida chatarra, el viejecillo se volvió a verme y con la mayor tranquilidad del mundo me dijo: “¡Esto no es chatarra, está hecho a base de puro maíz (eran unos “inditos” que les estaba dando “velocidad” y los masticaba con fruición)! Y sin prestarme la mínima atención siguió moviendo el bigote. Para cuando llegué al tema de la Coca Cola, me dijo tenía toda la vida de tomarla y no le hacía daño. Ya para dejar de jorobarlo, le espeté: “Don Agustín, si sigue usted comiendo productos chatarra y refrescos embotellados no va a llegar usted a la ancianidad”. Y el viejillo sólo acató a reír. O sea, entonces la cuestión de consumir o no una bola de porquerías sin que le hagan a uno daño es cuestión de “fabricación”, o sea, lo que los conocedores llaman genética, pues si este señor ha engullido toda su vida “inditos” y Coca Cola y todavía anda el muy canijo cargando puertas y maderas, quiere decir que debe de traer una constitución bastante bien aspectada.

PUES SI QUE ES DE VERSE ESTE SEÑOR

Habrá que averiguar qué se debe de hacer para que las nuevas generaciones vinieran con esta constitución física. Pues incuestionablemente que este señor en lo absoluto debió llevar una vida saludable, pues si a sus 88 años de edad todavía come productos “chatarra”, sin que le ocasione daño, es que debe tener un buen disco duro que lo ha mantenido en la sobrevivencia de manera tan fuerte, como lo es su caso, pues les juro he visto gente anciana y de una gran constitución física, pero no comiendo como Don Agustín y además ¡Tomando Coca Cola!

ESO SÍ, TODO LE VALE QUESO ¡Y ES ALBURERO!

Y amén de la genética, veo estos días en que he estado tratando a este señor, que todo le vale gorro, no le preocupa nada, por lo que se percibe no conoce la depresión, el estrés o ninguna de esas yerbas que hoy nos obligan a tomar ansiolíticos. Pues entre otras cosas, en un canijo viejo alburero. Creo hice bien en haberle dado la chamba de arreglar las puertas, pues además de estar contribuyendo a que un anciano tenga chamba, le estoy aprendiendo algunos tips, pues incuestionablemente que debemos buscar la forma de sobrevivir, pero con calidad de vida.

http://losbuenosdias.blogspot.,com
correo:[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -