Zumby Pixel

No, el agua no se privatizó

Esta ley se faculta al ejecutivo federal para tomar decisiones como la eliminación de la veda
No, el agua no se privatizó

Publicado 25 junio 2018 el 25 de Junio de 2018

por

Por: Luis Zavaleta

Varios medios de comunicación afirmaron que el presidente Peña Nieto lo hizo la semana antepasada, lo cual resultó un fake, aunque lo cierto es que sí existieron cambios en asuntos técnicos de las cuencas

El 5 de junio el presidente Enrique Peña Nieto firmó 10 decretos que eliminan las vedas en casi 300 cuencas hidrológicas en país, generando duda e inconformidad ante la aparente privatización del agua.

Por lo que diversos medios, lo tomaron como una inminente privatización del agua. Mientras que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) afirmaron que no lo era.

Sin embargo, ninguna de las posturas es del todo correcta, ya que los decretos no ceden directamente el agua para concesión, solo permiten el uso de un porcentaje para este fin.

Pero no modifica el marco jurídico vigente, donde la privatización del agua es inherente al modelo de gestión de las aguas que se adoptó con la expedición de la Ley de Aguas Nacionales, vigente desde 1992.

En esta ley se faculta al ejecutivo federal para tomar decisiones como la eliminación de la veda en cuencas hidrológicas por decreto, sin la necesidad de que intervenga el congreso

Los defensores y los opositores

La organización World Wildlife Fund (WWF), quien asesoró el diseño de estos decretos, afirma que son legítimos para la sociedad, siendo un referente para asegurar el futuro del agua.

“Estos decretos representan una visión de futuro ya que plantean un camino sustentable para estas cuencas, que evitará la grave sobrexplotación, contaminación y escasez que vivimos en otros muchos ríos del país”, dijo Jorge Rickards, Director General de WWF México.

Sin embargo resulta ser un mal acuerdo con la coalición Agua para todos, ya que a cambio de establecer controles pormenorizados y específicos en el 35% de una cuenca anteriormente protegida al 100%, se permitirá la explotación o concesionamiento de la misma.

Por el contrario, esta misma asociación considera que no es un acto ilegal pero que si puede considerase como un acto ilegítimo, por las graves consecuencias del mismo y por la forma y tiempo en que fueron emitidos.

Veracruzanos se ampararán contra privatización del agua en México

Rumores sobre privatización del agua son de carácter electoral

Ya que estos decretos permiten que Conagua garantice los volúmenes de agua que exigen empresas mineras, petroleras y privatizadores de sistemas de agua urbanos que pueden poner infraestructura para realizar trasvases de ríos.

También Alejandra Jiménez de la Asociación Mexicana contra el Fracking, ha dicho en entrevista para El Dictamen que levantar la veda implica un riesgo, ya que todo el sistema hidrológico de México esta interconectado y que afecta a todos.

Ya que se abre la posibilidad de permitir el uso del agua con fines extractivistas como el fracking o la minería que ya representan problemas ecológicos para el estado de Veracruz que alberga el 60% de los pozos de fracking del país.

Y Alejandro Gallardo Hernández, integrante del colectivo Pueblos Unidos de la Cuenca Antigua por los Ríos Libres (Pucarl) dijo que buscaran un amparo ya que no ha habido un proceso transparente y no se consultó a los pueblos.

“El argumento por el cual se pretenden suprimir las vedas de las cuencas Actopan y Antigua no es sólido ni real, puesto que se afirma que la veda ha logrado su propósito de preservar el recurso hídrico, por lo cual las cuencas cuentan con suficiente agua, sin embargo esto es falso, ya que el caudal de los ríos está disminuyendo año con año”.

En qué consisten

Cada decreto establece el porcentaje de agua que puede ser utilizado mediante el título de concesión para las zonas y ríos seleccionados, que son el Grijalva-Usumacinta (Chiapas, Tabasco y Campeche); Papaloapan (Oaxaca, Puebla y Veracruz); Pánuco (Estado de México, Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León).

También el de Costa Chica de Guerrero y Costa Grande (Guerrero y Oaxaca); San Fernando Soto la Marina (Tamaulipas y Nuevo León); Santiago (Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, y Zacatecas); Actopan-Antigua (Veracruz y Puebla); Costa de Jalisco (Colima y Jalisco); y Ameca (Nayarit y Jalisco).

Quitando la protección total a estos mantos acuíferos a condición de que se reserve como mínimo el 35%. Siguiendo recomendación de organismos internacionales como International Water Resources Association y el World Resources Institute.

Lo que resulta en un mal acuerdo ambiental, que solo resultaría efectivo si esta medida se hubiera aplicado a cuencas donde no existe restricción alguna para el concesionamiento de explotación del agua.

El agua no se privatizó, pero el levantamiento de un decreto de veda, seguido de un decreto de reserva para la misma cuenca, ahora permite la posibilidad de que Conagua otorgue nuevas concesiones a futuro.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -