Zumby Pixel

“México ha olvidado a los mexicoamericanos”

"Hay una caricatura de lo que es mexicano, de lo que es mexamericano, que se reduce a los indocumentados, a los tacos y a los mariachis", menciona Feigue Berman
: Berman muestra su nuevo libro Mexamerica, una cultura naciendo.

Publicado Hace 17 días el 30 de Junio de 2018

por

Fey Berman, experta sobre temas de migración social y de la vida mexicana en Estados Unidos, lo tiene claro: el país olvidó a sus descendientes en territorio vecino. Habla en exclusiva para El Dictamen

Por: C. Tovar / L. Zavaleta 
Fey Berman, escritora de temas de la vida cultural y política de la comunidad hispana en los Estados Unidos, ha hecho una vasta recopilación de historias de connacionales que cruzaron la frontera y alcanzaron varios logros sin olvidar su origen.

La también investigadora afirma que México olvidó a todos aquellos que surgieron en tales procesos migratorios, lo que acaba en el estallido del racismo hacia los que llama “mexamericanos”, es decir, aquellos que influyen profundamente en ambas culturas.

“Hay una caricatura de lo que es mexicano, de lo que es mexamericano, que se reduce a los indocumentados, a los tacos y a los mariachis”, menciona.

Para Berman es claro que la mayoría de los expertos en el tema, incluso los representantes de los gobiernos involucrados limitan la temática de los migrantes y sus descendientes abordando únicamente el poder económico de las remesas, olvidando lo realmente importante, que es la cultura y el tejido social que componen de un lado y otro de la frontera.

“He estado en paneles, con gente de México que escribe sobre el tema de los mexicanos en EU y nada más hablan de los indocumentados y de las remesas y mientras se siga hablando nada más de eso seguiremos siendo víctimas del racismo, mientras no se entienda que los mexicanos de aquí influyen no nada más con dinero, sino con cultura en México y EU, las cosas no van a cambiar”.

De acuerdo con la escritora, el movimiento cultural y social de los mexicanos en Estados Unidos es tal que la tendencia es que pronto se logre consumar un partido político que pueda influir en la política norteamericana, pero también en la mexicana, algo que cambiaría el panorama de la gestón pública internacional.

Juez da a Trump un plazo de 30 días para reunificar a familias inmigrantes

Albergue de niños migrantes en Arizona parece una prisión, dice ex empleado

“Yo acabo de escribir un artículo sobre un nuevo partido político que está surgiendo en Estados Unidos para tener impacto en México también, un partido de inmigrantes mexicanos. Ellos dicen que no se les hace caso, que México sólo quiere sus remesas, pero la realidad es que son mucho más que eso, aunque nadie parezca verlo. Me parece que ese esfuerzo tendrá un impacto importante en los próximos años, pues hablamos de 37 millones de mexicanos en suelo de EU”, advierte.

Por el momento, ¿existe una ayuda real de los consulados?
“Te voy a decir lo que me dicen los cónsules, que los consulados funcionan como procuradurías, no sé decir a ciencia cierta, porque yo no estoy en el cuerpo diplomático, pero, por ejemplo, en el consulado de Nueva York somos como millón y medio. Si te vas a sentar un día, en la mañana llegan los abogados, luego llega la gente de salud, realmente funciona como multiusos, un cosmos propio en cada lugar del país”.
Los dreamers, la duda más grande.

Sobre los llamados dreamers, un grupo social muy relevante en la relación bilateral México – Estados Unidos, y quienes están al filo de la navaja por las políticas migratorias de Trump, que les continúa acosando, Berman apunta que ellos pueden lograr grandes modificaciones a la realidad vigente.

“Los dreamers son como los supermanes de la diáspora mexicana, pero hay que pensar que los dreamers tienen padres y que son padres indocumentados y que incluso si pasa alguna reforma que tiene que ver con los dreamers, sus padres de todas maneras están indocumentados, no califican para tener estancia temporal, entonces a mí me parece que esa salida (darles la legalidad para permanecer en EU) es seguir en el mismo asunto, porque es dividir familias, es decir, no es tan trágico como lo que está sucediendo ahora en estos lugares de detención pero pues más o menos, prácticamente”, aclara.

Para Berman el detalle con los dreamers radica en que existen diferencias notorias entre ellos, tanto de rasgos como de pensamiento e identidad, lo que supone retos que nadie se ha atrevido a enfrentar realmente.

“Hay chicos que conocen ciertas cosas de la cultura mexicana, pero otros no tienen el menor recuerdo o afinidad, pues sus padres los educaron como si fuesen cien por ciento norteamericanos, por lo que si los deportan se sentirían en otro planeta, en una realidad en la que no caben y nada tendría sentido; hay quienes se sienten mexicanos y orgullosos de serlo, mientras a otros ese mismo hecho les da miedo y existe un temor claro de la posibilidad de que los envíen a México, algo de lo que no desean saber”, concluye.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /LaTarde.

Más noticias AQUÍ.