Zumby Pixel

La mejor opción de gobierno para México: José Antonio Meade Kuribreña

Por: Javier Herrera Borunda
La mejor opción de gobierno para México: José Antonio Meade Kuribreña

Publicado 28 junio 2018 el 28 de Junio de 2018

por

Nuestra cultura popular, tan rica en todas sus manifestaciones, es abundante en el uso de refranes que encierran una enseñanza o un mensaje que generalmente nos lleva a la reflexión. En esta ocasión me viene a la memoria el que dice: “No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni reunión que no llegue”, así el 1 de julio se aproxima y saldremos a votar.

Efectivamente, estamos a tan sólo dos días para que 88.7 millones de mexicanos inscritos en el listado nominal de electores podamos decidir, en el ejercicio de nuestra libertad democrática, a las autoridades que dirigirán el destino de México en los próximos seis años. De acuerdo a los analistas se calcula que aproximadamente el 65 por ciento de estas personas ejercerán este derecho por lo que nos reuniremos en las urnas alrededor de 53.2 millones mexicanos.

En el ámbito federal, decidiremos al Presidente de la República y a todos los integrantes del Congreso de la Unión: 128 representantes al Senado de la República y 500 Diputados Federales que nos representarán en la Cámara de Diputados. En los gobiernos locales se elegirán ocho Gubernaturas, un Jefe de Gobierno, 972 Diputaciones, 1,596 Presidencias Municipales, 16 Alcaldías, 1,237 Concejales, 1,664 Sindicaturas, 12,103 Regidurías, 19 Regidores étnicos, y en las Juntas Municipales 29 Presidencias, 24 Síndicos y 96 Regidurías. Una elección compleja, sin duda.

Hemos sido testigos a lo largo de las precampañas electorales y de las campañas propiamente dichas que iniciaron el 30 de marzo del presente año y que concluyeron ayer, de una serie de irregularidades en este proceso electoral que en nada abonan a nuestra democracia. Desde luego, lo más lamentable es el artero asesinato de más de 130 precandidatos y candidatos a puestos de elección, especialmente en las entidades federativas de Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz, precandidatos o candidatos de los partidos políticos con mayor representación nacional. Desde este espacio nos unimos al dolor de sus familias y conminamos a las autoridades responsables a hacer realidad el Estado de Derecho que nos debe gobernar y el marco jurídico de México que les otorga toda la potestad para actuar conforme a la ley.

Las mentiras y descalificaciones sin fundamento han estado a la orden del día en esta elección, sin embargo entre la gama de opciones para dirigir el rumbo de México en los próximos seis años sobresale la de un hombre sabio, mesurado, capaz, responsable, íntegro, respetado por sus conocimientos entre sus pares y en el orden internacional: José Antonio Meade Kuribreña, representante de la coalición “Todos por México”, integrada por el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, quien muy lejos de actuar de ese modo, a lo largo de su campaña se ha distinguido por presentar propuestas serias y bien fundamentadas de gobierno para lograr un México que avance, un México de igualdad de oportunidades que nos permita lograr un espacio entre las diez primeras potencias del mundo antes del 2030 y un México en el que la justicia y la seguridad vuelvan a ser la principal pauta de nuestra convivencia social.

Las modernas herramientas que nos ofrece la tecnología, como el Internet, nos permiten incursionar de lleno en sus propuestas. En su página oficial podemos conocer a cabalidad cuáles son sus propuestas en todos los órdenes de gobierno. Tomemos unos cuantos minutos para conocerlas y analizarlas, eliminemos del espacio que nos rodea el ruido electoral y con ellas reflexionemos para convencernos cabalmente de que, de lejos y sin la menor duda, José Antonio Meade Kuribreña es la mejor opción para nuestro país que demanda tener al frente una persona con sus aptitudes, conocimientos y antecedentes personales.

Su programa de gobierno se enfocará en asumir con absoluta responsabilidad aquellos compromisos que nos guíen para abatir la pobreza, generar prosperidad y conservar el medio ambiente. Como él mismo afirma: “Mi principal objetivo de trabajo será consolidar el desarrollo sostenible de México como la meta que moverá todas las decisiones de política pública durante mi administración. Con ideas innovadoras, nuevas tecnologías y trabajo colaborativo, diseñaremos los mejores mecanismos para enfrentar con responsabilidad los desafíos que nuestro país enfrenta en el mundo de hoy”.

Sus premisas de acción se sustentan en un desarrollo incluyente que convoca a las fortalezas que integran el capital social de cada uno de los sectores sociales que conforman nuestra gran Nación: la sabiduría de las personas mayores, el impulso que caracteriza a los jóvenes, la capacidad igualitaria y responsabilidad propia de las mujeres, el capital del empresariado nacional generador de empleo, la entrega y vocación del magisterio, la capacidad creativa de nuestros investigadores y profesionales en todos los órdenes del saber, el arduo trabajo que entregan a nuestro país servidores públicos, empleados, médicos, campesinos y obreros; en fin, una agenda de trabajo en la que todos los mexicanos podamos colaborar en el destino de México y en la que los únicos con privilegios especiales serán nuestros niños y niñas.

Desde la intimidad de la reflexión personal analicemos con puntualidad las propuestas de cada uno de los contendientes. Sí, miremos hacia atrás como propone López Obrador, la historia nos deja enormes lecciones, pero hagámoslo para no cometer los mismos errores, el México de hoy no es el mismo de los años cincuenta del siglo pasado en donde él detuvo el reloj de la historia, por ello sus propuestas a lo más que llegan es la promoción del encono social; tampoco creamos en las propuestas falsas de Ricardo Anaya quien sin la menor experiencia de gobierno fue capaz de destruir la ideología y estructura de dos partidos políticos para alcanzar objetivos personales manchados por actos de corrupción. La mejor opción para el México de hoy es, sin duda, José Antonio Meade Kuribreña, el candidato de “Todos por México”.

Remitiéndonos de nueva cuenta a la sabiduría popular, no dejemos a un lado la reflexión a que nos lleva el dicho popular que afirma: “Pueblo mal guiado, pronto arruinado”. No pongamos en riesgo el destino de México y el futuro de nuestros hijos. Votemos el próximo domingo por José Antonio Meade Kuribreña, sin miedo a equivocarnos, convencidos de que es la mejor opción.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -