Zumby Pixel

Papa Francisco nombra cardenal a Sergio Obeso Rivera

El papa Francisco les dijo a los cardenales que no sentirse superior a nadie.
Foto: twitter/@arzobispojorge

Publicado 28 junio 2018 el 28 de Junio de 2018

por

El papa Francisco pidió a los 14 nuevos cardenales que hoy consagró, entre ellos al mexicano Sergio Obeso Rivera no permitir ”que las discusiones estériles y autorreferenciales ganen espacio en el seno de la comunidad”.

Entre los nuevos cardenales está el mexicano Sergio Obeso Rivera, quien es arzobispo emérito de Xalapa, con 86 años y debido a su edad, no puede ser votante en un cónclave.

El ministro religioso fue durante 28 años como arzobispo de Xalapa. El 18 de noviembre de 1982, fue elegido presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano por dos periodos y en 1995, fue elegido por tercera vez.

El 10 de abril de 2007, el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Xalapa por límite de edad.

Los nuevos cardenales de: Japón, España, Madagascar, Perú, Irak, Nigeria, Bolivia y México, entre ellos Sergio Obeso Rivera, recibieron uno por uno de manos del Papa Francisco el birrete, anillo y título de una iglesia romana. En la misa, el Papa Francisco destacó que las lógicas de poder no tienen cabida en la Iglesia Católica.

En la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el papa Francisco les preguntó a los purpurados “¿De qué sirve ganar el mundo entero si se está corroído por dentro? ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se vive atrapado en intrigas asfixiantes que secan y vuelven estéril el corazón y la misión?

Veracruz vive una “noche mal dormida”: Sergio Obeso Rivera

Papa critica a Trump por separación de familias inmigrantes

“En esta situación —como alguien hacía notar— se podrían vislumbrar ya las intrigas palaciegas, también en las curias eclesiásticas. “No será así entre vosotros”, respuesta del Señor que, en primer lugar, es una invitación y una apuesta a recuperar lo mejor que hay en los discípulos y así no dejarse derrotar y encerrar por lógicas mundanas que desvían la mirada de lo importante”.

Dijo qué hay encrucijadas de la existencia que “nos interpelan y logran sacar a la luz búsquedas y deseos no siempre transparentes del corazón humano”.

Se refirió en este marco a los celos, envidias, intrigas, arreglos y acomodos. Una lógica, dijo, “que no sólo carcome y corroe desde dentro las relaciones entre ellos, sino que además los encierra y enreda en discusiones inútiles y poco relevantes”.

El papa Francisco les dijo a los cardenales que no sentirse superior a nadie. “Ningunos de nosotros debe mirar a los demás por sobre el hombro, desde arriba. Únicamente nos es lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse”.

Después pidió servir a Cristo en el pueblo fiel de Dios, a que atiendan al hambriento, a pensar en el olvidado, en el encarcelado, en el enfermo, en el tóxico-dependiente, en el abandonado, en personas concretas con sus historias y esperanzas, con sus ilusiones y desilusiones, sus dolores y heridas. “Sólo así, la autoridad del pastor tendrá sabor a Evangelio, y no será como un metal que resuena o un címbalo que aturde”.

Con información de El Universal

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -