Zumby Pixel

Tráfico ilegal de especies, descontrolado negocio vigente

México, al ser un país mega diverso, es uno de los países con especies altamente demandadas en el mercado internacional del tráfico ilegal de vida silvestre.
Imagen: Pixabay

Publicado 10 junio 2018 el 10 de Junio de 2018

por

Giselle Avila

México, al ser un país mega diverso, es uno de los países con especies altamente demandadas en el mercado internacional del tráfico ilegal de vida silvestre. Además, en los últimos años se ha incrementado considerablemente el impacto directo e irreversible en la biodiversidad, lo cual se observa en el gran declive poblacional de las especies con alto valor comercial.

Según el libro de divulgación ambiental titulado “Tráfico ilegal de vida silvestre”, escrito por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Centro de Educación y  la Capacitación para el Desarrollo Sustentable y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el tráfico ilegal de vida silvestre se constituye como una infracción o delito en la legislación ambiental de México, e involucra la extracción, acopio, transporte, comercialización y posesión de especies de flora y/ fauna silvestre, mediante la captura caza y colecta, en contravención de las leyes y tratados nacionales e internacionales.

Se calcula que esta actividad se encuentra en el cuarto lugar de importancia como comercio ilegal, después del tráfico de drogas, el tráfico de personas y los productos falsificados. Asimismo, ocupa el segundo lugar mundial como amenaza para la vida silvestre, después de la destrucción y fragmentación de hábitats naturales. Un negocio rentable y cuyo riesgo “compensa” a los traficantes, al estar menos perseguido y penado que las drogas o las armas.

Acorde a reportes de WWF, a nivel mundial las cifras son abrumadoras:

  • Alrededor de 100 tigres, miles de elefantes y rinocerontes son asesinados cada año para traficar con sus huesos, su piel, sus colmillos o sus cuernos.
  • En los últimos 15 años, se han producido 164,000 episodios de decomisos en más de 120 países, con una media de 30 al día.
  • Cada año, se estima que se comercializan de forma ilegal 1.5 millones de aves vivas y 440,000 toneladas de plantas medicinales y se talan 1,000 toneladas de madera exótica, como el palo rosa.

En el caso de México, entre las especies de fauna destacan el perico cabeza amarilla, la guacamaya roja, la guacamaya verde, el tucán pecho amarillo, el mono araña, el mono aullador, la tarántula rodillas roja, la iguana negra, la iguana verde, las víboras de cascabel y el halcón de Harris. Y en el caso de la flora, especies de cactáceas del género Mammilaria, especies de palmas del género Chamaedora, así como un gran número de especies de la familia de las orquídeas.

El principal factor que detona el tráfico ilegal de vida silvestre es la demanda de mercado, la cual a su vez es promovida por grupos de consumidores impulsados por diferentes valores sociales y culturales profundamente arraigados. Tal es el caso del uso de la carne de víbora de cascabel y la carne de zorrillo en prácticas de medicina tradicional. Lo anterior tiene fuertes implicaciones para la lucha contra el tráfico ilegal de vida silvestre, ya que lo convierte en una problemática mucho más compleja. La oferta de mercado, encargada de satisfacer la demanda, está impulsada por valores económicos, en donde la ganancia es la principal motivación de los cazadores, colectores, acopiadores y contrabandistas.

Pandas pelirrojos son rescatados de manos de traficantes

Rescatan a cachorro de león y un cotorro, en la carretera México-Tizayuca

Según relata la revista Forbes México,  el destino de las especies mexicanas vendidas en el mercado global, llegan a diversos puntos en el planeta, como España, lugar al que pretendían trasladarse 83 aves antes de ser detectadas en el Aeropuerto de la Ciudad de México durante un operativo en el 2016; o Hong Kong y en la región de Cantón, en China, donde se ha rastreado al pez Totoaba extraído ilegalmente, e incluso Holanda, donde en 2016 se encontraron 256 reptiles mexicanos.

La extracción de fauna silvestre de su hábitat natural ha ocasionado que muchas especies mexicanas se encuentren hoy en día amenazadas, en peligro de extinción o incluso extintas. El tráfico ilegal tiende a desestabilizar las poblaciones de flora y fauna silvestre debido a que prevalece la extracción de ejemplares jóvenes. Lo anterior provoca fuertes presiones sobre las generaciones de menor edad, disminuyendo la tasa de reproducción de toda la especie.

La problemática del tráfico ilegal de especies es complicada e implica un monumental reto; atenderlo requiere de esfuerzos conjuntos y permanentes entre gobierno, asociaciones civiles y ciudadanía. La humanidad se encuentra en un momento crítico por la pérdida de especies; se requiere desarrollar y aplicar estrategias integrales para enfrentar esta problemática ambiental antes de que sea demasiado tarde.

Nos exhorta la Semarnat a la participación ciudadana, ya que juega un papel fundamental en la lucha contra el tráfico ilegal de vida silvestre y la denuncia representa un mecanismo clave para el funcionamiento óptimo de las políticas ambientales enfocadas a esta problemática.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -