Zumby Pixel

Cultivo hidropónico: cultivo sustentable

La producción agropecuaria afecta considerablemente a la contaminación del medio ambiente, pero esto tiene solución.
Imagen: Pixabay

Publicado 17 junio 2018 el 17 de Junio de 2018

por

Giselle Avila

Según un informe de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (mundialmente conocida como FAO) nos advierte que, la producción agropecuaria tiene profundos efectos en el medio ambiente en conjunto. Es una de las principales fuentes de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y plaguicidas. También son la mayor fuente antropogénica de gases responsables del efecto invernadero, metano y óxido nitroso, y contribuyen en gran medida a otros tipos de contaminación del aire y del agua. Los métodos agrícolas, forestales y pesqueros y su alcance son las principales causas de la pérdida de biodiversidad del mundo.

La contaminación de las aguas subterráneas por los productos y residuos agroquímicos es uno de los inconvenientes más importante en casi todos los países desarrollados y, cada vez más, en muchos países en desarrollo. Así mismo, la agricultura es responsable de casi la mitad de las emisiones de metano. Aunque persiste en la atmósfera durante un tiempo más corto, el metano es aproximadamente  veinte veces más potente que el dióxido de carbono en su acción de calentamiento, y por tanto, un importante factor a corto plazo del calentamiento global.

Es por ello, que el cultivo hidropónico se ha sobrepuesto como tendencia a nivel mundial para contrarrestar los efectos del cultivo y la agricultura tradicional. Pero, ¿qué es el cultivo hidropónico? La Fundación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la define como una técnica utilizada para cultivar plantas sin hacer uso del suelo, en la cual los nutrientes se disuelven en agua, usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola, logrando una absorción más rápida de los mismos por parte de las plantas. Mediante esta técnica es posible plantar vegetales, frutos y flores.

 Aceite de cocina: una enorme amenaza para el agua. ¿Cómo evitarlo?

México, entre los países que contribuyen a la generación de basura electrónica

La Asociación Hidropónica Mexicana A.C. pronostica que el 70% de la población vivirá en zonas urbanas para el 2050, por lo que se prevé que la oferta de productos agrícolas no será suficiente para satisfacer la demanda de alimentos. Es por esto que además de lo sustentable que pudiera ser esta técnica, es considerada también como una alternativa para hacer frente a la escasez, aportando además beneficios importantes para la seguridad alimentaria.

Los cultivos o jardines hidropónicos son especiales para interiores porque utilizan poco espacio, no necesitan suelo, son fáciles de atender y son buena opción para sembrar frutas o vegetales. Además, los materiales para hacerlos son fáciles de manejar y tienen un bajo costo. Entre sus ventajas son:

  • Reducción de costos de producción en forma considerable.
  • No se depende de los fenómenos meteorológicos para su efectividad.
  • Permite producir cosechas fuera de la estación (temporada).
  • Se requiere mucho menor espacio y capital para una mayor producción.
  • Increíble ahorro de agua, pues se recicla.
  • No se requieren fertilizantes e insecticidas, por lo que los vegetales producidos son 100% orgánicos.
  • No se usa maquinaria agrícola (tractores, rastras, etc.).
  • Mayor limpieza e higiene en el manejo del cultivo, desde la siembra hasta la cosecha.
  • Cultivo libre de parásitos, bacterias, hongos y contaminación.
  • Ayuda a eliminar considerablemente la contaminación del suelo ocasionada por el cultivo tradicional.
  • No provoca los riesgos de erosión que se presentan en la tierra.
  • Soluciona el problema de producción en zonas áridas o frías, e incluso se puede cultivar en ciudades.
  • Permite ofrecer mejores precios en el mercado.
  • Nos faculta para contribuir a la solución del problema de la conservación de los recursos.
  • Es una técnica adaptable a tus conocimientos, espacios y recursos.
  • Se utilizan nutrientes naturales y limpios.
  • Se puede cultivar en aquellos lugares donde la agricultura normal es difícil o casi imposible.

Los cultivos hidropónicos parecieran ser fáciles de manejar y dar solución a diversos problemas, pero en México, de acuerdo a la Universidad Autónoma de Chapingo, en el 2010 el 60% de los cultivos de este tipo habían fracasado ante el “desconocimiento de productores, la falta de capacitación de técnicos y de mercado”. Por ello, la Asociación Hidropónica Mexicana A.C. constantemente otorga cursos de capacitación y adiestramiento a la técnica, esto para impulsar a la ciudadanía a que aporten desde casa a las opciones sustentables que la producción agropecuaria demanda.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -