Zumby Pixel

Buque Manuel Azueta ya es refugio de especies marinas en Antón Lizardo

Mejora el entorno tanto en el aspecto turístico como también en la cadena alimenticia
Buque Manuel Azueta. Foto: archivo

Publicado 15 junio 2018 el 15 de Junio de 2018

por

Mario Vázquez Sandoval/Veracruz, Ver.- A 8 meses del hundimiento del Buque Comodoro “Manuel Azueta”, frente a la costa de Antón Lizardo, aparece convertido en refugio de especies menores, ambiente vivo, esponjas, peces multicolores, una opción más de buceadores, despresurizan otros arrecifes que suelen tocar quienes suelen disfrutar de las maravillas subacuáticas de Veracruz. Personal del Parque Arrecifal Veracruzano, en coordinación con brigada de la Armada de México ejercen vigilancia del sitio, sin dejar el acercamiento menor a los 100 metros de distancia. Se cumple el objetivo de repoblamiento de la flora y fauna marina.

Entrevistado el señor Bernardo Hernández Guzmán, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas celebró el acierto de autoridades relacionadas con el medio ambiente y también de la Secretaría de Marina. Los resultados son satisfactorios, con una nave ícono de la flota nacional hoy cumple la función de mejoramiento del entorno tanto en el aspecto turístico como también en la cadena alimenticia, recuperación de oportunidades de captura en espacios accesibles al grueso de la comunidad pesquera.

¿Cerraron la Isla de Enmedio? se requiere permiso de acceso

Descubren nueva especie de tortuga en México

ESPERAN TEMPORADA DE LLUVIAS
En materia de actividades formales de pesca, el dirigente porteño manifestó optimismo, mejoría en la captura, hoy operan al 60 % de la infraestructura y recursos humanos disponibles. Luego de la cuaresma cae el ritmo de trabajo, aumenta el movimiento con la generalización de las lluvias, los ríos arrastran comida, ventaja que propicia el acercamiento de las especies comerciales, entre estas: cojinuda, ocasionalmente el atún, rubia, peto, sin faltar el huachinango, logran verlo a profundidades de 50 a 60 metros, a la mitad de lo conocido normalmente.

Definitivamente, reducen movimientos en temporada baja, poco redituable, consumen combustible sin corresponder con volumen de ingresos; prefieren esperar de julio en adelante, buenas jornadas extendidas hasta septiembre y octubre para poner en práctica al ciento por ciento la capacidad reunida, el recurso de regulación propia, garantía de equilibrio financiero.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -