Zumby Pixel

Conoce de dónde viene el Café de la Parroquia (VIDEO)

El Café de la Parroquia produce el aromático grano en las Fincas Felisa y Don Marce
Observamos el café en presentación cereza de la región de Huatusco calificado como el mejor de México.- Verónika Inclán.

Publicado 11 junio 2018 el 11 de Junio de 2018

por

Por: Mario Vázquez Sandoval
Toda empresa, cuyo propietario aspire a resultar exitoso, conservar la preferencia del público, los clientes; deberá procurar dos aspectos fundamentales: calidad del producto y buen servicio, si llega al nivel de excelencia tendrá asegurado el círculo virtuoso.

Ese modelo integrador cumplen los directivos del Grupo Gran Café de la Parroquia encabezado por los hermanos Fernández Rivero a través del cultivo del aromático grano en dos fincas cafetaleras localizadas en la región de Huatusco a 1400 metros sobre el nivel del mar, la primera denominada Felisa y la segunda Don Marce. Cubren el proceso completo: la parte agrícola de mejoramiento genético, la industrialización y el servicio directamente a la taza del consumidor.

Invitados por los anfitriones, asiduos cafetomanos realizaron el recorrido de 2 horas partiendo de este puerto para constatar los alcances logrados en los últimos 5 años, momento de la compra de los predios, de 22 y 10 hectáreas, mismos que sometieron a programa transformador que incluyó incorporación de variedades mejoradas, algunas híbridas, resistentes a las plagas, sobre todo a la roya, incluye siembra de árboles de macadamia que proporcionan sombra moderada, favorable a la fotosíntesis del cafeto, determinante de la calidad y rendimiento.

Otro de los activos reunidos en la zona de Huatusco, corresponde a la precipitación pluvial, 2000 milímetros cúbicos, mezcla de ventajas que dieron lugar al reconocimiento de líder nacional en calidad del café, comprende territorio de 48 mil hectáreas, población de cultura centenaria en el cultivo de esta rubiácea con fuerte presencia en el Estado de Veracruz, extendida en Coatepec, Xico, Córdoba, principalmente.

Imagen renovada de la finca cafetalera Felisia en la región de Huatusco
Foto: Mario Vázquez

Este esfuerzo liderado por el contador Marcelino Fernández Rivero, lo comparten en el rubro técnico-agrícola el médico veterinario zootecnista Jesús Arenas Gasperín, conocido como Doctor Cafeto, autoridad en la materia, desde los 9 años metido en la cafeticultura, de familia cafetalera.

También el ingeniero Vladimiro Salazar Siqueiros ocupado en tarea de infraestructura requerida en el cambio de imagen y funcionalidad de las fincas Felisia y Don Marce.

El médico veterinario Jesús Arenas Gasperín explica el proceso de floración del café. Foto: Verónika Inclán.

Cafetaleros de Coatepec protestan por bajos precios

Conoce las tres pulquerías de Veracruz

MERITO DE LA TRANSFORMACIÓN
Como señalamos al principio, esta historia inicia cinco años atrás – 2013 -, de dos propiedades prácticamente abandonadas al momento de la compra, hoy aparecen de ejemplo de lo que se puede lograr con trabajo de equipo, cuando el objetivo es optimizar el aprovechamiento de las bondades de la naturaleza propia de la región, para producir el mejor café de México, cuyo reconocimiento es ya una realidad.

Plantaron variedades Pacamara y la Geisha, ésta última creada en laboratorio, resultado científico de empresarios cuyas instalaciones operan en inmediaciones de Xalapa; pero en ese afán de mejorar, producen semilla propia, cuentan con Vivero Don Marce y generan 25 mil plantas al año.

De este vivero generan sus plantas propias, logran 25 mil unidades al año.- Foto: Mario Vázquez

De hecho, hablamos de ejemplos ecológicos, escrupuloso cuidado del ambiente al prescindir de abono químico, todo es natural, recurren a incorporación de hojas, cascarillas del mismo grano entre otros elementos.

Destinaron 2 hectáreas intocables, permanecen como reserva de aves, todo tipo de animales viven a plena libertad, condiciones idóneas para valorar la grandeza del ambiente cuando evitamos la contaminación desprendida de la modernidad más allá del respeto a que obligan principios de convivencia responsable.

Las actividades en cafetales son artesanales, ocupan mucha mano de obras, alto porcentaje mujeres en la pizca de la cereza en calendario de diciembre al mes de abril.

Foto: Verónika Inclán

BENEFICIOS HUMEDO Y SECO
Interesante también el trabajo desarrollado en los beneficios húmedo y seco, tienen asiento en la Finca Don Marce. El grano en presentación cereza, es transportado pronto a su procesamiento industrial, evitar fermentación excesiva. Desprenden la pulpa, sujeta a lavado, sigue por elevador neumático, pierde humedad, entra a 2 secadoras – italianas – con quemador cada una generadores de calor entre los 70 y 90 grados centígrados.

Muy completo el proceso donde incluyen morteadoras, considera el uso del aire, vibración y temperatura, sin rebasar el periodo de 44 horas desde que sale del campo hasta la figura de café oro, listo para ser llevado a la planta instalada en este puerto destinada al tostado, molido y envasado, comercialización en el mercado nacional, del exterior y, por supuesto en los 31 negocios El Café de La Parroquia, 14 de éstos propios y otros 17 franquiciatarios distribuidos en Veracruz y otras entidades, incluyen la Ciudad de México.

Foto: Verónika Inclán

Entre los asiduos cafetómanos que hicieron el viaje citamos a don Antonio Ortiz Serra, Mario Ramírez Arriola, Carlos Carrillo Uscanga, Gabriel Campos Parra, Antonio Hernández Gallo, José del Carmen Latounerie Sánchez, José Antonio Fonseca Aguilar, Ramón Capetillo Hernández, Jan Cruz Servín y Mario Vázquez Sandoval.

Estará usted de acuerdo amigo lector, el éxito se busca y se gana, la familia Fernández Rivero logra el objetivo, tiene el título de emprendedora y de 5 años a la fecha produce su propio café que los cafetómanos disfrutamos en las exquisitas presentaciones: lechero, americano, express, capuchino o como lo prefiera, en opinión generalizada, resulta el mejor del mercado.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -