Zumby Pixel

Portugal quiere amarrar su pase a octavos

Cristiano Ronaldo deberá derrotar a un viejo conocido: Carlos Queiroz

Publicado 24 junio 2018 el 24 de Junio de 2018

por

Saransk, Rusia.- La historia de la Eurocopa 2016 celebrada en Francia pareciera que se repite para la selección de Portugal. En aquella ocasión, los lusitanos se clasificaron como terceros del grupo empatando los tres juegos, el último un entretenido 3-3 contra Hungría donde Cristiano Ronaldo marcó doblete.

La misma tónica continua en el mundial de Rusia 2018, en esta ocasión no podrá acceder desde la tercera plaza pero dejaron para el último partido su pase a la siguiente ronda. De igual manera, la selección portuguesa sigue girando en torno a un solo futbolista: Cristiano Ronaldo, que hasta el momento ha podido fungir como Sísifo y empujar el equipo con miras a los octavos.

El encuentro en el Mordovia Arena es determinante para las aspiraciones de ambas escuadras que luchan por acceder a la siguiente ronda. Portugal afronta la contienda con un punto más que Irán, que pretende alcanzar los octavos de final por primera vez en su historia y que estuvo cerca de salir airoso del duelo contra España.

Los pupilos de Fernando Santos saben que con el empate aseguran el boleto, no así el primer puesto. El técnico lusitano podrá contar con todos sus jugadores después de que los tocados se han recuperado a tiempo.

Joao Moutinho ha sido el último en incorporarse al plantel víctima de un cuadro gripal. No ha podido entrenar al parejo de sus compañeros hasta la última sesión en Kratovo. Aun así, puede formar parte de la medular lusitana.

Lionel Messi cumplió 31 años

Inglaterra goleó a Panamá

Uno de los jugadores que más sufrió en el partido pasado ante Marruecos fue Raphael Guerreiro. El lateral del Dortmund padeció los embates Amrabat que exhibió el bajo nivel de juego por el que atraviesa el portugués. Tras el partido tuvo que estar varios días con cuidados médicos debido a problemas musculares pero ya se ejercita a la par con sus compañeros y se espera salte a la cancha como titular para enfrentar a Irán.

 Fernando Santos apostará casi por el mismo grupo para el choque contra Irán. La única duda que tenía era la de mantener a Joao Mario de inicio o volver a apostar por Bruno Fernandes como ante España. La posible baja de Moutinho de inicio puede propiciar que ambos coincidan en el once inicial.

En la otra cara de la moneda se encuentra la selección de Irán dirigida por el portugués Carlos Queiroz. Los iraníes tienen mucho que ganar y poco que perder en comparación de su rival que está obligado a pasar de ronda.

El timonel lusitano aprovechará la situación de su rival para atacar los sectores débiles del cuadro portugués y buscar la victoria que los coloque en los libros de historia. Conocedor de sus debilidades y de la extrema potencia de sus rivales, confía en una única variante estratégica: solidez defensiva, presión colectiva, líneas muy juntas y solidaridad en el centro del campo en espera de un error que le permita lanzar el contraataque.

En el primer partido le funcionó y en el segundo casi lo logra. Los persas resistieron los embates de Marruecos en el primer encuentro y encontraron una jugada afortunada que les concedió un vital botín de tres puntos.

Frente a España, la misma táctica casi vuelve a dar puntos pero Costa encontró la misma fortuna con la que los iraníes ganaron a Marruecos.

Contra Portugal, Queiroz se convertirá en el vigésimo técnico que se enfrenta a su propio país en un Mundial, calificó este encuentro como el más importante en los siete años que lleva como seleccionador.

Mientras Portugal está obligado a conseguir su boleto a octavos para no decepcionar a su afición, Irán buscará recoger frutos con sabor a gloria.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ

- US -