Zumby Pixel

Pasquines

Por: Rubén Licona Vázquez

Publicado 02 junio 2018 el 02 de Junio de 2018

por

En la prensa tradicional, los periódicos para decirlo claro, antes de que apareciera la era digital, se denominaba “pasquines” a esos medios de apenas dos o tres páginas, generalmente elaborados a través del antiguo mimeógrafo o en pequeñas imprentas, cuyo mínimo contenido informativo y escasísima circulación, era utilizada por quienes los editaban generalmente para lucrar, para obtener dividendos económicos a costa de los recursos públicos otorgados por jefes de prensa de dependencias de los distintos niveles, en donde la mayoría de las veces le tocaba el diezmo a los coordinadores de comunicación social.

Hoy los pasquines migraron a la era digital, convertidos en “portales informativos” que a pesar de la gratuidad que proporciona el internet, apenas tienen unos cuantos cibernautas como lectores.

Su impacto en la opinión pública es mínimo, el público en general ni los conoce, o solo están encaminados a servir a su segmento partidista o familiar.

A muchos de estos “pasquines cibernéticos” -no todos por supuesto, pero si una gran cantidad- es a los que el coordinador de comunicación social de la Legislatura Local, Sergio Melo Hernández, les asignó una buena parte de los recursos del presupuesto que por 12 millones de pesos ejerció este 2018 el Congreso en convenios de difusión.

Una buena parte de ellos de nueva creación, surgidos al amparo del nuevo gobierno del cambio “panista-perredista” y aliados a la mayoría azul-amarilla que controla el Congreso local.

Si supuestamente el argumento de la coordinación de comunicación social legislativa señala -para justificar esos sospechosísimos convenios- que se asignaron con base en su “alcance e influencia en la audiencia”, cabría preguntarle a Melo por qué no le dio convenio al portal noticioso -ese de color rojo- de mayor cobertura estatal, ni a periódicos que hoy han posicionado su amplia plataforma digital con gran audiencia, ésta si comprobable.

Quizá…pensamos, porque no son compatibles con el entreguismo editorial que hoy quiere imponer la nueva versión del control informativo que, creíamos, había quedado en el pasado.

¡FUEGO!

Qué tendrá que decir el gobernador ante la postura del Ejército de “no hacer fuego por hacer fuego” en el caso de la vigilancia que ahora la Policía Militar brinda al paso del ferrocarril en la zona conflictiva de Acultzingo, luego de que el General Juan Manuel Rico Gamez, comandante de la Sexta Región Militar, expresó que los militares tienen un protocolo muy estricto del uso racional de la fuerza con base en principios de proporcionalidad, y por ello “vamos a atender la situación con serenidad, paciencia tolerancia y respeto a los derechos humanos”.

Porque si recordamos luego del descarrilamiento del tren hace poco más de una semana en Orizaba, y en los acuerdos para brindar vigilancia a la ruta del mismo, el Mandatario amenzó con el uso de las armas: “Si hay un ataque al tren, si hay un intento de afectar esta vía de comunicación, las armas serán usadas, que no quede ninguna duda”.

Y preguntamos qué habrá de expresar porque lo expuesto por el comandante militar, una de las máximas fuerzas armadas del país, respecto al apoyo a la seguridad pública del estado y a la vigilancia de robo de trenes “no hay ninguna instrucción para hacer uso de las armas de fuego, hasta que no tengamos identificado el origen, los efectos y la amenaza a la vida de terceros”.

Es decir, los militares están decididos a cumplir la función específica de atención a una problemática en donde población civil quiera intervenir en apoyo de los grupos delincuenciales, o bien tratar de impedir el mantenimiento del estado de derecho, pero no en un uso a priori de las armas.

Y adelantó que la decisión del plazo para permanecer en esas acciones es del propio Ejército, no del gobierno del estado. “Hasta que nosotros valoremos que las condiciones de paz y tranquildad se han generado en el área, entonces estaremos en condiciones de retirarnos”.

DE DERECHA

Novedosa e interesante ha resultado el arranque de campaña de Fabiola Balmori y hasta para algunos sorprendente por la gran carga ideológica de derecha de sus propuestas.

Ella ha dicho que piensa rebasar al PAN por la derecha, por eso es que ha iniciado prácticamente una cruzada por la Familia y los valores y ha tomado como suya la agenda de sectores conservadores.

De acuerdo a algunos miembros del equipo compacto de la Balmori esto ha caído muy bien en agrupaciones de derecha, alguna vez identificados con el Partido Acción Nacional. Por lo pronto ya algunos han empezado a ver a la Balmori como mocha, pero nada que ver. Simplemente que ante tanta corrupción, guerras sucias, falsas morales, venganzas, la candidata priista a la diputación local por el Distrito 14 de Veracruz, le apuesta a la recuperación de la familia, la principal célula de la sociedad.

A HOMBROS

Apenas en Coatepec en una reunión con militancia el candidato al Senado de MORENA Ricardo Ahued fue contundente: “La campaña de todos los candidatos la carga esta señora que tengo al lado”.

El ex alcalde de Xalapa se refería a su compañera de fórmula Rocío Nahle quien evidentemente trae sobre sus hombros una parte muy importante de este partido, pues al menos así lo demuestra el trabajo que tiene por todo el estado.

Sus operadores en medios de comunicación, en redes y territoriales han ocasionado que la abanderada sea la verdadera preocupación de sus detractores.

Correo electrónico: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -