Zumby Pixel

La Pinche Chinche

Publicado 01 junio 2018 el 01 de Junio de 2018

por

La teleserie Vida, de la que he visto sus primeros cuatro episodios, me ha hecho sentir estupor hasta terminar con una postura crítica que paso a explicar. Comienza con dos familias: Los Vidalia, con Lyn, Emma y Eddy. Y la familia de Johnny, con un padre innombrable y la Pincha Chinche. La trama comienza con Lyn y Emma recibiendo una herencia en forma de casa del revés que proviene de su madre muerta, Vidalia. Esto las lleva de vuelta a Boyle Heights para decidir qué hacer con esta propiedad inesperada.

La Pinche Chinche es una joven chola que básicamente hace el mismo papel que Pachuco en Zoot Suit. Un personaje dinámico con una fuerza narrativa futura a través del videoblog sobre su comunidad. La actriz que interpreta el personaje es Chelsea Rendón.

La Pinche Chinche está en secundaria. Su nombre real es Marisol. Tiene un padre enfermizo. Cubre el hueco de madre y esposa para su padre, en diálisis. Su hermano, Johnny, parece sacado del vídeo de Madonna, Papa don’t preach.

Mientras la Pinche Chinche cruza el barrio en su bici, hace observaciones de cómo cambia y evoluciona su barrio. Cada se blanquea más. Todavía no puede conducir pero sí es capaz de percibir los cambios y su impacto.

Gloria Molina es la líder de esta comunidad desde hace una década. La conocí por primera vez cuando tenía solo cinco años. Con el tiempo he interactuado con su familia, ya de adulto. También he tenido la fortuna de entrevistarla sobre temas concernientes a los latinos en Los Ángeles. Cuando creo conocerla, descubro nuevas facetas de su vida que cambian por complejo mi percepción. Es única, amplia, con impacto político.

Gloria es una de las diez criaturas de una familia chicana al este de Los Ángeles. Consiguió ir a la Universidad estatal para ser primero secretaria y devenir después en política. Durante 32 años, de 1982 a 2014 estuvo en primera fila. Cuando apenas había una tradición de mujeres latinas en este campo, con Ann Richards en Texas como máximo exponente.

A medida que veía la trama, sentía que La Pinche Chinche de la ficción podría ser fácilmente la nieta imaginaria de Gloria Molina.

pinche2

Pero, ¿de dónde saca La Pinche Chinche una base para sus ideas de identidad y comunidad?

Puede aprender de algunos de sus familiares, también de la comunidad que la rodea. Sus libros, música o películas como la citada Zoot Suit, Stand and Delive, American Me, Blood in Blood Out y Stand and Deliver. También con América Ferrera con Real Women have Curves. O Filly Brown para derivar en el Manifiesto Comunista.

Boyle Heights se integra dentro del distrito 1 de Los Ángeles. En noviembre de 2018 hay elecciones. Según June Erlick en el Harvard Review of Latin America y autor Telenovelas in Pan Latino Context.  June cree que los jóvenes latinos de Estados Unidos van a cambiar sin retorno.

Tengo curiosidad por ver cómo afectan las elecciones a Gobernador de California. Habrá que elegir entre Gavin Newsom y Antonio Villaraigosa. Ambos son dos hombres con largo curriculum y gran atractivo, alineados con los demócratas. Afrontarán retos como el control de armas de fuego, la inmigración, justicia social e inequidad. No creo que ninguno de ellos sea capaz de afrontar realmente la magnitud de estos redes. Sin duda la riqueza personal y el poder son dos motores poderosos entre los candidatos. Nadie pierde de vista que estas elecciones son un paso previo potencial a la llegada a la Casa Blanca.

Pero, ¿esto qué tiene que ver con La Pinche Chinche y su vida en Boyle Heights? Nada. Pero sí ella misma se da cuenta del problema de gentrificación y la ausencia de justicia social. En Los Ángeles no solo están los chicanos. Solo en este barrio del Este se dan 35 nacionalidades. Los 15 años simbólicos de La Pinche Chinche nos llevan a muchos otros lugares donde se debatirán entre Newsom o Villaraigosa.

En mi opinión, estamos viviendo un gran momento para las latinas. Han avanzando de manera notable en muchos aspectos. En sus 20 ya tienen acceso a algo antes no soñado. Ya tienen roommates, porque se han podido ir de casa. Y pueden imaginarse en Texas o París porque ya es posible.

No deja de venirme a la mente la escena final de American Me, de Edward James Olmos. Con un crío de apenas 10 años, en la parte de atrás de un coche clásico con otros chavales algo mayores. Llevan una bolsa de papel marrón típica, que usarán para darse un chute con pegamento o vapores de gasolina para inhalar. Los mayores ya llevan pistolas cargadas. ¿Qué más da quién es ese nuevo? Fundido en negro.

¿Cuál podría ser la conciencia política de estos personajes? ¿Son retratos reales que reflejan personajes de Boyle Heights? ¿La Pinche Chinche va en la misma dirección que Vida? ¿Acaso los materiales culturales tienen derecho alguno para crear identidad?

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en Los Ángeles por nuestro amigo Sergio C. Muñoz, promotor, impulsor, VC y gran amigo de Silicio. Su generosidad y capacidad de proyección le han llevado aempiza. Fundador de Intelatin.

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

- US -