Zumby Pixel

Puerto de Veracruz, clave ante amenazas de EU

Donald Trump podría aplicar ahora aranceles a la industria automotriz, que Veracruz ayudaría a defender; por aquí pasan seis de cada diez autos rumbo a Estados Unidos
Veracruz, el puerto más importante para la industria automotriz, jugaría aún más determinante si la Casa Blanca impone aranceles a los automóviles fabricados en México con destino a Estados Unidos.

Publicado 02 junio 2018 el 02 de Junio de 2018

por

Redacción / El Dictamen

Ante la amenaza de Donald Trump de aplicar aranceles a la industria automotriz, tal como lo hizo con el acero y el aluminio, Veracruz es clave para mantener la competitividad que le permite a México contarla como una de las bases de su economía.

Por el puerto pasan 6 de cada 10 automóviles de exportación, la mayoría con rumbo hacia los Estados Unidos; esto equivale a un millón cien mil autos aproximadamente, y a montos que, de acuerdo a cifras oficiales, supera los 165 mil millones de pesos o los 8250 millones de dólares.

El puerto es la joya de la corona de la industria gracias a su eficiencia y a una infraestructura apta para la titánica tarea, y será aún más relevante si el presidente norteamericano finalmente aplica las tasas impositivas a la importación de coches armados en México y en otros países de América Latina por las grandes compañías del país vecino.

Cabe recordar que estamos ante uno de los negocios más importantes para México, cuyo clúster automotriz incluye parques industriales dedicados en exclusiva para atender sus necesidades en al menos ocho estados, entre los cuales Veracruz reviste enorme relevancia, puesto que, entre otros beneficios, su capacidad de procesar en envíos la demanda permitió un incremento del 65% en el flujo de transportes, un número muy por encima que el de otros desembarcaderos en el mundo, que promediaron 45% el año pasado.

Aplicación de aranceles al acero y al aluminio desatará alza de precios: Canaco

Tamsa descarta efectos graves derivados de aranceles ordenados por Trump

Diversos economistas y miembros de la industria automotriz perciben que la forma más expedita en que México podría hacer frente al arancel del 25% que prepara Trump, es mejorar los niveles de eficiencia en los traslados y distribución, algo en lo que la terminal portuaria jugaría un papel determinante.

Analistas tanto de México como de Estados Unidos coinciden en que si al final el arancel es aplicado, las armadoras norteamericanas como General Motors o Damler Chrysler, o las europeas (como Audi) que fabrican para en el país para luego llegar al mercado norteamericano , preferirían disminuir costos en ciertos procesos antes de tomar medidas más radicales, aunque esto supone no respaldar al presidente norteamericano, que busca a toda costa cerrar la diferencia abismal de la balanza comercial en el tema.

Por tanto, los puertos mexicanos, con Veracruz a la cabeza, asoman como los faros de la esperanza, gracias a su desarrollo continuo y sus altos niveles de eficiencia, mismos que acabarían por ayudar a una industria clave para el país.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -