Zumby Pixel

Los adictos al trabajo olvidan su niño interior

Casi el 100% de los veracruzanos, pasan horas laborando, dejan de lado cumpleaños, fiestas y vacaciones

Publicado 07 mayo 2018 el 07 de Mayo de 2018

por

Por: Flor de Jesús Meza Cano

Trabajólico o adicto al trabajo, son aquellas personas que pasan horas en el área laboral y dejan de lado cumpleaños, fiestas y vacaciones e incluso llegan a soñar con todo lo que les falta completar dentro de la oficina. Dichas características también son de una persona que tiene abandonado a su niño interior y por ello, padecen de estrés, insomnio y demás malestares físicos.

Se trata de una afección que padece casi el 100 por ciento de los veracruzanos y que al contrario de lo que pudiera pensarse, no es para nada sinónimo de eficiencia o productividad, dijo la psicóloga de Creciendo Centro de Salud Mental, Elda Josefa Flores Cobos.

Elda Josefa Flores Cobos, Psicóloga de CreeSiendo Centro de Salud Mental. Foto de Alina Krauss.

“Yo creo que desafortunadamente se ve en todas las personas, lo podemos ver en una persona trabajólica, que trabaja de 10 a 12 horas, como un robot, que es muy crítica con sí mismo, tiene que andar bien vestido, bien peinado, tiene que levantarse a las 6 de la mañana, tiene que cumplir con el trabajo”, comentó.

Destacó que el trabajólico o adicto al trabajo, puede confundirse con una persona disciplinada, que cumple las normas del trabajo y la casa, sin embargo suelen exagerar en los tiempos.

Citó como ejemplo que las personas deben de escuchar a su niño interior, cuando no tienen el deseo de levantarse un día temprano y lo hacen porque tienen hijos y marido que atender.

Deben de darse permiso de ir un día a la playa, aunque haya mucha ropa que lavar en casa.

También permitirse viajar a un destino cercano o lejano, dejando atrás la escusa de que hay que ahorrar, trabajar y cuidar a la familia.

Sin embargo, las circunstancias actuales hacen que exista una sociedad esquizofrenizante.

“Competitivo para trabajar lo más que se pueda y medio vivir y ser lo menos espontáneos y menos felices que podamos, es una situación de crisis, donde tenemos que salvar al niño interior de manera urgente”, comentó.

Calificó de alarmante que principalmente las mujeres, se niegan el derecho de ser felices, por no fallarle a los hijos y maridos.

Revelan qué peligro entrañan las aspirinas para los hombres

¿Puedo beber cuando estoy tomando antibióticos?

Hacen todo por todos, menos por ellas.

“Date chance de hacer los que quieras, hay que vivir monitoreándonos y decir haber qué te pasa, tengo que hacer esto o aquello y decir no, vas hacer los que quieras y puedas, es muy difícil encontrar gente que respete, renazca y abrace a su niño interior”, comentó.

Otros de los síntomas es que las personas no pueden dormir, están tensos, se siente mal físicamente, sin estar enfermos de nada.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -