Zumby Pixel

Pasajes sobre la vida de Cristóbal Colón

Por: Alberto Calderón P.
Pasajes sobre la vida de Cristóbal Colón

Publicado 19 mayo 2018 el 19 de Mayo de 2018

por

En su obituario este 20 de mayo

Cristóbal Colón o Crisóforo Colombo, nació en Savona en la República de Génova Italia, algunos historiadores refieren su nacimiento en 1451, otros lo ubican en 1446. Aún existen controversias sobre su origen y fecha de nacimiento. Cristóbal desde muy joven fue apasionado del mar.

La mayoría de los historiadores ubican a este importante personaje como Crisóforo Colombo que se traduce como Cristóbal el que lleva a Cristo y Colón del italiano que significa paloma. Su educación no fue muy abundante y como se mencionó en el inicio, su pasión desde temprana edad fue el mar.

La teoría de Colón de llegar a “las indias” parecen tener su origen en los libros de su biblioteca que aún se conservan, especialmente Los viajes de Marco Polo. Tuvo una visión errónea de las mediciones sobre la circunferencia de la tierra basada en millas árabes y no italianas siendo las primeras, tres cuartas partes de las reales, favoreciendo la teoría de sus aspiraciones. Su proyecto, lo presentó al rey Juan II de Portugal rechazando la oferta. Viajó a Castilla en donde hizo amistad con fray Hernando de Talavera quien era confesor de la reina Isabel I de Castilla, lo recibieron los reyes en 1486, exponiendo sus planes, la reina interesada lo puso a consideración de sus asesores quienes lo rechazaron en dos ocasiones por inviable y costoso. La fortuna llegó a Colón con la expulsión de los árabes y musulmanes tras la guerra de Granada, la corona contó con recursos suficientes al apropiarse de los valores de los desterrados y pudo aportar la cantidad de 1 140 000 marvedís para el viaje, no fue con las joyas de la reina como se mencionó en diversos libros sobre el acontecimiento. El resto de la historia es de todos conocido.

Una de las anécdotas interesantes en su momento es su relación con la reina quien nace el 22 de abril de 1451 en Madrigal de las Altas Torres Isabel I de Castilla, su madre Isabel de Avis, sufría repentinos ataques de locura lo que acerca a la pequeña Isabel a refugiarse en los libros eclesiásticos, en ese ambiente hace amistad con Beatriz de Silva y Meneses quien era una monja católica portuguesa -convertida a la postre en santa- ayudándola a crear la fundación de la Orden de la Inmaculada Concepción.

Isabel fue comprometida en matrimonio desde los tres años de edad con quien a la postre sería su esposo, pero inicialmente el acuerdo se rompió, siendo comprometida en varias ocasiones en una lista donde aparecen el Príncipe de Viena Carlos, el Rey Alfonso de Portugal, con Pedro Girón maestre de Calatrava, con El Duque de Guyena hermano del Rey Luis XI de Francia. El destino la aleja de los indicados por diversas circunstancias. Fue proclamada Princesa de Asturias en 1468. Nuevamente apareció en escena la posibilidad de casamiento con Fernando de Aragón, pero, existía un impedimento, eran primos segundos, negociaron una bula papal para permitirles el matrimonio sin lograrlo, esto motivó la falsificaron de un documento con la supuesta anuencia del papa Pío II, permitiendo su matrimonio que se realizó en 1469 en el Palacio de los Viveros de Valladolid.

Pero la relación entre la reina Isabel “la católica” y Cristóbal Colón se hizo frecuente lo que provocó que el navegante se enamorara de ella como lo refiere Estelle Irizarry profesora de la Universidad de Georgetown y miembro de número de la Academia Norteamericana de la Lengua Española quien refiere una carta amorosa enviada por Colón dirigida a la reina Isabel en 1501 en donde una de sus partes medulares menciona “Las llaves de mi voluntad yo se las di en Barcelona”, en palabras de Irizarry hace alusión a una connotación erótica, dice que la figura de las llaves como utensilio que penetra y permite la apertura, entre otras expresiones de la época que aparecen en la misiva, la carta se encuentra en el archivo Simancas (Valladolid) España.

El tiempo y la distancia no han podido borrar la huella endeble que brota de su profunda amistad, lo demás lo dejamos a criterio propio.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -