Zumby Pixel

¡¡¡¡MaMáááááááááá!!!!

Por: Guillermo Ingram
SI TIENEN MADRE ¡MÍMENLA AL MÁXIMO!

Publicado Hace 43 minutos el 10 de Mayo de 2018

por

Hoy es el día de las autoras de vida, las cuales en su enorme mayoría son bien a todo dar. Tal y como se los he contado todos los diez de mayo, yo tuve la suerte de tener una de estas últimas, además ¡Fuera de serie! Por lo que espero ustedes también se encuentren en la misma tesitura. Como todos saben, hace 11 años me desmadré, o sea, me quedé sin madre, ergo ¡Chupó Faros mi mamá!, se murió.

SI TIENEN MADRE ¡MÍMENLA AL MÁXIMO!

Independientemente de que les mando felicidades a todas las mamás y sobre todo a quienes aún la tienen (en el buen y mal sentido de la palabra), les doy un consejo para quienes caen en este caso, de que mimen, amen, consientan, quieren y demuestren a cada momento tal querencia a la autora de sus días, porque ¡Una vez que se van! Ya nada se puede hacer para recuperar para otorgar ese afecto, detalle o cariño que dejamos de otorgarles.

PORQUE CUANDO SE VAN, NO LO CREEMOS Y MENOS LO ADMITIMOS

Evitando al máximo el “yo-yo”, a mí me dio resultado tal hacer, porque, como algunos de ustedes lo leyeron en estas líneas, incluso llegué a llamar a mi madre “Mein Füher”, título y cargo que el pueblo alemán le otorgó en su momento a Hitler, pues ella nos educó a sus hijos (sobre todo a los varones) bajo régimen militar-amoroso. Era totalmente líder. Y de siempre, pero sobre todo en mi edad adulta, me divertía con ella de tal actitud ¡Obviamente, nunca se dejó y mucho menos se quedó callada! Y me recetaba, amén de algunos guamazos (tenía la mano bastante pesadita), también algunas bromas pesadas, pero harto divertidas. La disfruté a plenitud, que el día que partió, no obstante me partió el alma, estuve tranquilo, sereno y conforme con el transcurrir de la vida. Ella y mi padre fueron unos auténticos pilares en la formación de todos nosotros, pero sobre todo ahora, que ya estoy entre los “vetabeles”, da mucha reciedumbre recordar las acciones y decires de mis padres. Fui afortunado con tener tal calidad de padres.

¡NUESTRAS SEGUNDAS MADRES!

Pero, creo ha de haber sido toda la generación de nuestros padres la que traía ese chip de buena voluntad y mejor hacer, pues en el caso de las señoras de la barriada ¡Eran como nuestras segundas madres! ¡Nos cuidaban, nos aconsejaban, nos corregían y hasta nos quedábamos a comer en sus casas! Doña Juanita Licona de Lorezo, Doña Esther Reyes de Páramo, Doña Laura Bravo de Gil, Doña Tina de Doporto, Doña Angelita de Gutiérrez, Doña Neva Martínez de Bautista, Doña Dina, Doña René y muchas más, cuyos nombres no vienen ahora a mi memoria, pero, todas fueron y formaron parte de ese grupo gregario de mamás (todas comadres entre ellas y madrinas de alguno de los chiquillos de la cuadra) que de una u otra forma contribuyeron con su guía, ejemplo, hacer y presencia, en el buen desarrollo de nuestra infancia y adolescencia.

¡ELENITA, GUARDAME PASTEL!

Por cierto, mando una felicitación especial a mi amiga Elena Saiz Calderón, porque hoy, además de ser festejada como madre ¡Cumple años!, ella es mamá de mi gran amigo y compañero de generación, el Lic. Luis Ramírez Saiz Calderón. Por lo que ahí te van varios besos y abrazos del oso mi querida Elenita y aunque ya cumples 95 (es mentira, en broma le aumenté como 15 años, por lo que ahorita debe de estar parada de manos y recordándome toda mi genealogía –me llevo mejor con ella que con Luis-) sigues siendo una rubicunda y guapetona chamacona.

SIGNIFICADOS DE LA MADRE PARA LOS MEXICANOS

Alegría: ¡Qué a toda madre! Ubicación Geográfica: ¿Dónde está esa madre? Valor dietético: ¡Trágate esa madre! Adjetivo calificativo: ¡Eres una madre! Escepticismo: No te creo ni madres. Venganza: ¡Vamos a darle en la madre! Accidente: Se dio en la madre. Efectos visuales: No se ve ni madres. Sentido del olfato: Esto huele a madres.

Especulación: ¿Qué es esa madre? Superlativo: ¡A todísima madre! Sorpresa: ¡Maaaadres! Exceso de velocidad: Va hecho la madre. Egoísmo: ¡No me dio ni madres! Sentido del gusto: ¡Esto sabe a madres! Pasado imperfecto: ¡Qué poca madre! Desorden: ¡Qué desmadre! Despectivo: ¡Vale madre! Alquimista: Lo que toca le da en la madre. Aseveración irrefutable: ¡Porque soy tu madre! Juramento: ¡Por mi madre! Mecánica: ¿Cómo funciona esta madre?

Reclamo: ¡No tienes madre! Negativa Rotunda: ¡Ni madres!
Y sin olvidarnos del dicho: “Madre sólo hay una”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -