Zumby Pixel

El Gangozo

Por: Guillermo Ingram García

Publicado 06 mayo 2018 el 06 de Mayo de 2018

por

Alguien le pregunta a un niño: “¿Cómo te llamas?”. El infante responde: “Yoleno”. Y le repreguntan: “¿Y de dónde sacó ese nombre tu mamá?”. Y el niño replica: “De lo bitle”.
LA LAMPARA DE ALADINO
Llega el marido a la casa y grita: “¡¡Mi amor!!”. Y se deja escuchar una respuesta estentórea de su esposa con un: “¡¡¡Dime!!!”. El maride gustoso vuelve a gritar: “¡¡Mira, que te traje la lámpara de Aladino, pero está vacía!!”. La amantísima esposa le reconviene con gran acritud gritando a todo pulmón: “¡¡¡¿¿Y para que madres quiero yo una méndiga lámpara de Aladino vacía??!!! ¡¡¡Grandísimo aniiimaaal!!!”. Y el marido le responde: “Para que metas ahí ese genio de la ;ingada que tienes ahí;”.
DE MILLENIANS.
Llega un joven a pedir trabajo, entra a la oficina de Recursos Humanos y le dice al jefe de ahí: “Hola, vengo por la entrevista de trabajo”. El jefe pregunta: “¿Si, en que estuviste trabajando antes?”. Y el chico responde: “Era administrador, tenía sesenta personas bajo mi cargo”. El jefe repregunta: “¿En qué empresa estuvo usted jovencito?”. El chamacón responde: “No, no era una empresa, se trató del grupo de whatsapp, en donde era el administrador”.
¡ANDA, CANIJO!
Un hombre recibe una llamada anónima, avisándole que su mujer lo engaña con un tal Fernando, todos los días en cuanto él se va al trabajo. A la mañana siguiente, el tipo sale a su trabajo pero se queda espiando desde la esquina. Al rato ve llegar al tal Fernando. Buen mozo, atlético, elegante, ropa italiana de última moda, que, llevando un ramo de rosas en la mano, toca el timbre de su casa. Desde lejos a su mujer abrirle y lo hace entrar a casa. El marido, entonces, corre, abre con su llame sin hacer ruido, entra sigilosamente y espía por la puerta entreabierta del dormitorio. Fernando se quita el saco, revelando unos hombros poderosos. La mujer entonces lo besa apasionadamente y se quita los zapatos. El marido no sabe qué hacer o si revelar su presencia de manera violenta, pero, solo atina a seguir espiando.  Fernando se quita la camisa de algodón egipcio y muestra un torso perfecto, un vientre duro, sin un gramo de grasa y un bronceado perfecto. La mujer se quita la falta y lo acaricia de manera voluptuosa. Fernando se quita los pantalones y sus piernas son virilmente perfectas y ni que decir de los demás. La mujer se quita la blusa y le cuelga lonja bien gacho… al soltarse el brasier, se le caen los senos ¡Y ni hablar del trasero! Entonces, el marido afligidísimo esconde la cara entre las manos y murmura: ¡Qué…inche vergüenza con el Fer!
ASÍ LOS NÚMEROS HOY
AMLO: 48%. ANAYA: 28%. PREMIUM: $20.00. MAGNA: $18.35. MEADE 16%
ESTADÍSTICAS
Ocho de cada diez hombres son maltratados por su mujer, los otros dos sí hacemos caso.
EN EL HOSPITAL
El visitante al enfermo: “¿Qué te pasó en la pierna?”. El enfermo: “¡Estoy amputado!”. El visitante: “¡¡¡Uuyyyy!!!, cuando estés de buenas hablamos”.

US - US -