Zumby Pixel

Congruencia ante todo

Por: Guillermo Ingram
Padre Arturo López Islas

Publicado 05 mayo 2018 el 05 de Mayo de 2018

por

El día de mañana se cumple un año de que partió de esta vida terrenal mi gran amigo, guía espiritual y confesor, mi súper cuate, el Padre Arturo López Islas. Lo cual incuestionablemente me deja pensativo y extrañándolo siempre, pero, como decía mi también gran cuate el Dr. Alejandro Córdova (QEPD): “Ante la muerte no hay palabras”. Por lo tanto, aquí me quedo recordando a ambos y sobre todo hoy al padre Arturo, quien, como les digo, apenas se conmemora el cabo de año y… se le extraña.

Mañana, mi gran amiga Lulú (sobrina del Padre Arturo) y el párroco del Sagrado Corazón, el presbítero, Felipe Castillejos, han coordinado las ceremonias conmemorativas para este día tan sentido para todos los que conocimos al Padre Arturo, y los sacerdotes Rafael Colin Cano y Víctor Díaz Mendoza concelebrarán con el párroco del Sagrado Corazón de Jesús, dos misas y un rosario el día de mañana. Actos piadosos a los que no asistiré.

NO CREO ME ECHEN DE MENOS…

Menciono lo anterior porque como no me he aparecido a los actos religiosos en honor a mi gran cuate, precisamente por congruencia con mi decir, pues desde siempre he manifestado en este espacio que el único nexo que tenía yo con la Iglesia Católica era el Padre Arturo y que cuando él falleciera ¡Ahí nos vemos Nicanor! No asistiría a la Iglesia más.

FUERON MUY GACHOS CON EL PADRE

Por eso lo de la “congruencia”, porque, si por un lado estoy manifestando mi desconformidad con la Santa Madre Iglesia y hasta yo mismo me di de baja como católico (en vida del Padre Arturo), porque fui testigo de todas las burradas que le hicieron al Padre desde el obispado, entonces no tengo nada que ir a hacer a ningún templo católico. Y mucho menos participar en ceremonias que en lo absoluto organizó Jesús, sino un emperador romano 325 años después de Cristo.

¡GRACIAS A LULÚ, ESTOY RODEADO DEL PADRE ARTURO!

Sería una total incongruencia con mi decir y mi hacer. Y, siempre recuerdo con enorme gusto y respeto al Padre Arturo y no necesito hacerlo en iglesia alguna. Además, Lulú me obsequió muchas cosas del Padre y lo veo siempre en ellas, por ejemplo, en un pequeño crucifijo con una piedra como base, que está siempre al lado de la compu. Y, no, no critico a nadie en su credo, pero, yo no tengo nada que hacer en la Iglesia. El Padre mismo lo sabía, platiqué muchas veces de esto con él y él mismo me dijo respetaba mi decisión.

¡SE IMAGINAN SI ALGÚN PALERO FANÁTICO ME GRITA ALGO!

Así que, para que le hago al ensarapado si, reitero, no tengo nada que in a hacer a la iglesia, pues quien quita y “aprovechandito” alguien, dirigiéndose a mí, grite que ahí está el Anticristo ¿A poco no sería feo? O como cuando en los 50 años de la conmemoración de la consagración del señor Obispo (él si fue un verdadero obispo), Don José Guadalupe Padilla Lozano (QEPD), asistí a la Catedral, cuando en eso uno de los sacerdotes (que también es mi cuate y por decoro no digo su nombre), me miró y dijo: “¡El Anticristo!, ¡Con razón se apagaron las velas de la iglesia!”. Comentario que ambos celebramos entre carcajadas.

EL PADRE ARTURO ME DIJO PEOR

¡El Padre Arturo!, en una ocasión que mi también gran amigo, benefactor y patrón, Don Juan Malpica Mimendi me pidió llevara a bendecir un “Niño Dios” un seis de enero, fui al Sagrado Corazón y esperé a que la misa finalizara pues luego tendría lugar la bendición de las figuras de los “Niños Dios”, que toda una multitud tenía en ristre. El Padre procedió a la bendición y en eso, ubicándome en la multitud, a boca de jarro gritó, señalándome con índice flamígero: “¡El diablo en misa!” ¡Todos voltearon a verme! Al quedarme a agradecerle al padre, le dije: “Padre, me exhibió bien gacho, ya ni la hace”. Él, con cara casi beatífica, me dijo: “Qué te fijas Wily, nadie se dio cuenta”, acto seguido ambos prorrumpimos en carcajadas.

¡PADRÍSIMO HABER CONOCIDO AL PADRE DESDE MI INFANCIA! UNA BUENA INFLUENCIA

Pero, eso era el Padre Arturo y otro más, que llegó a ser su acólito, habiendo sido bromas que hoy forman parte de mis gratos recuerdos; que no estaría bien viniendo de otras personas.

Además, no quiero ser incongruente.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

- US -