Zumby Pixel

Alentada por liderazgo la FED pide independencia

Es el primer banco central que cumple su doble mandato.  

Publicado 27 mayo 2018 el 27 de Mayo de 2018

por

Dr. Armando Rojano Uscanga

La reunión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés), el banco central de Estados Unidos, realizada a principios de este mes, fue más significativa de lo esperado, pues por primera vez desde la crisis financiera de 2008, que la obligó a reducir los tipos hasta el 0% y desaparecer casi 4 billones de dólares en activos, el instituto emisor parece haber logrado su doble mandato, lograr el pleno empleo y que los precios alcancen el 2%.

El Comité reconoció que los precios han tocado virtualmente en el objetivo y su presidente, Jerome Powell anunció al mercado que pese a que la meta de inflación se sobrepase en los próximos meses, la trayectoria de subidas de tipos no debería alterarse. Con el mercado laboral en pleno empleo o cerca de él y la inflación cerca de su objetivo simétrico, la Fed (como llaman al banco central) puede continuar subiendo tipos gradualmente.

El banco central estadounidense no sólo saca ventana a otros como el Banco Central Europeo o el Banco de Japón en términos de normalización monetaria sino también lo hace cumpliendo las metas establecidas en su misión original. BCE y el Banco de Japón están tres años por detrás de la Reserva Federal en cuanto a la normalización de sus políticas, sobre todo si consideramos que la inflación en Europa y Japón probablemente se mantenga por debajo de su objetivo del 2% en el futuro. Desde 2015, la Fed ha implementado ya un total de seis subidas de tipos llevando el precio del dinero desde un rango de entre el 0 y el 0,25% hasta el 1,50% y el 1,75%. No sólo está ganando margen en términos de política monetaria convencional para lidiar con la próxima recesión sino que comenzó en octubre del año pasado a reducir su balance, que tras las compras de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas implementadas para lidiar con la Gran Recesión, llegó a sobrepasar los 4,4 billones de dólares.

Ahora, su presidente, Jerome Powell, ha pedido a los bancos centrales que no den por sentada su independencia, es decir, su aislamiento en las decisiones de política monetaria de consideraciones políticas a corto plazo, apuntando a las lecciones del pasado cuando la falta de esta cualidad provocó contracciones económicas. En su intervención en Estocolmo para celebrar los 350 años del Riksbank, el banco central de Suecia, admitió el contexto desafiante al que se enfrenta la banca central en la actualidad, pues las encuestas de opinión muestran que la confianza en las instituciones públicas se encuentra en mínimos históricos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -