Zumby Pixel

México no negociará el TLCAN a base de presiones: Presidencia

Además de los aranceles de un 25% al acero y un 10% al aluminio, Trump ha amenazado con imponer gravámenes al comercio de bienes por 50 mil millones de dólares con China
Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de México.

Publicado 24 mayo 2018 el 24 de Mayo de 2018

por

Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, dijo que México no va a negociar el Tratado de Libre Comercio a base de presiones.

Al referirse a la amenaza del mandatario estadounidense Donald Trump de aplicar aranceles de 25% a los vehículos y autopartes importados, señaló que nuestro país tiene muy claro lo que es conveniente en materia comercial y que no nos vamos a precipitar.

Además, Sánchez aseguró que “podemos estar tranquilos porque nuestro equipo de negociadores es profesional, muy experimentado y así se les ha reconocido prácticamente a nivel internacional”.

Resaltó que México no va a negociar a base de presiones, porque tiene muy claro lo que es conveniente y no nos vamos a precipitar.

Añadió que, de llegar a un acuerdo, será aquel que realmente beneficie a México. Si no existen esas condiciones, México no va a avanzar en ese sentido.

TLCAN se renegociará después de las elecciones federales en México

China ¿una alternativa para México si Trump revienta las negociaciones del TLCAN?

TRUMP ORDENA INVESTIGAR ARANCELES A IMPORTACIONES DE AUTOS Y CAMIONES

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó ayer miércoles una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de automóviles y camiones que podría llevar a la imposición de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos, similares a los que aplicó en marzo al acero y al aluminio.

El Departamento de Comercio dijo que las pesquisas bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962 se centrarían en si las importaciones de vehículos y partes están amenazando a la salud de la industria y la capacidad para investigar y desarrollar nuevas tecnologías avanzadas.

Hay evidencia que sugiere que, durante décadas, las importaciones del extranjero han socavado a nuestra industria automotriz local”, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado, prometiendo una “investigación detalladas, justa y transparente”.

La medida abre un nuevo frente en la agencia comercial “Estados Unidos primero”, con la que busca recuperar empleos del sector manufacturero que se han perdido frente a competidores extranjeros.

Además de los aranceles de un 25% al acero y un 10% al aluminio, el gobierno ha amenazado con imponer gravámenes al comercio de bienes por 50 mil millones de dólares con China, debido a quejas sobre propiedad intelectual.

Washington también intenta renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para fomentar la producción automotriz en Estados Unidos.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo que la investigación determinará si la producción doméstica perdida ha debilitado a la “economía interna” del vecino país y su capacidad para desarrollar sistemas conectados de vehículos, automóviles autónomos, celdas de combustible, motores eléctricos y baterías, y procesos avanzados de manufactura.

En otro comunicado, el presidente Donald Trump dijo: “Industrias centrales como la automotriz y las partes de automóviles son claves para nuestra fortaleza como nación”.

Fuente: Excélsior

 

US - US -