Zumby Pixel

Tiroteos en EU se multiplicaron en la última década

El año más mortífero de la serie fue 2017, que terminó con 117 víctimas fatales
Foto: Agencias

Publicado 27 mayo 2018 el 27 de Mayo de 2018

por

Estados Unidos.- Dimitrios Pagourtzis, de 17 años, le sacó una escopeta y un revólver .38 a su padre el pasado 18 de mayo y se fue a la escuela Santa Fe High School, en Texas. Ni bien ingresó empezó a dispararles a sus compañeros, a docentes y empleados de la institución. Quería suicidarse, pero no se animó. Tras resistir durante varios minutos, terminó entregándose a la Policía.

El adolescente asesinó a diez personas, en su mayoría alumnos como él, e hirió a otras 13. El caso es sin dudas conmocionante, pero la aterradora frecuencia con la que se producen hechos de este tipo en Estados Unidos hace que el recuerdo se diluya rápidamente, tapado por un nuevo ataque.

Apenas hay que retroceder tres meses para encontrar un episodio más trágico. Nikolas J. Cruz, de 19 años, entró el 14 de febrero al colegio Marjory Stoneman Douglas y, armado con un rifle AR-15, abrió fuego contra todos los que se le cruzaron. Después de matar a 17 personas y herir a 14, trató de huir, pero fue atrapado en las inmediaciones del campus.

*Se consideran “Asesinatos masivos” a los casos en los que un tirador ataca indiscriminadamente en un espacio público, matando a cuatro o más personas. Se excluye la violencia criminal convencional, asociada robos o a enfrentamientos entre bandas rivales

Fuente: Infobae a partir de la Base de datos de tiroteos masivos elaborada por Mother Jones

En lo que va del año se registraron al menos 38 muertos en asesinatos masivos, contando sólo los casos en los que un tirador dispara indiscriminadamente contra un grupo de individuos en un lugar público, causando al menos cuatro víctimas fatales. Se excluyen los hechos de delincuencia común, cuando el móvil de los criminales es obtener un beneficio económico, y los enfrentamientos entre bandas rivales.

El dato más preocupante es que los muertos ascienden a 463 en la última década, un 166% más que en la anterior, que había terminado con 174. El incremento es de 255% en relación al período 1989-1998 y de 426% en comparación con 1979-1988, según la base de datos de tiroteos masivos que realiza la revista Mother Jones. The Washington Post, que hace un seguimiento similar, tiene números un poco más inflados porque contabiliza algunos ataques más, pero revela la misma tendencia: las muertes crecieron más que el doble en estos diez años.

ciencias sociales cuantitativas en la Universidad de Sheffield, Inglaterra.

POR QUÉ ESTADOS UNIDOS

Los asesinatos masivos no son un fenómeno exclusivo de la sociedad estadounidense, está claro. Pero lo que en otros países es episódico, coyuntural, como viene ocurriendo en Francia desde 2015 con la sucesión de ataques terroristas, en Estados Unidos es estructural. Son muchas las causas por las que esto es así.

“Estados Unidos tiene muchas más armas de fuego y están menos reguladas que en otras naciones. Es más fácil adquirirlas para las personas que quieren causar un daño sustancial. El país no tiene realmente más crimen que otros, pero por las armas es más probable que el crimen resulte en un mayor número de muertes”, dijo Christopher Poliquin, doctorando de la Escuela de Negocios de Harvard, en diálogo con Infobae.

Este hábito de sueño puede salvarte de una muerte prematura

Por estas razones es bueno estar de mal humor

Para muchos estadounidenses, estar armados es parte de su identidad y es un derecho fundamental, tan importante como el voto. Para otros, en cambio, eso no debería impedir que haya mayores regulaciones, para que no cualquiera pueda estar armado. Ahí es donde entran en juego los grupos de interés que ejercen su influencia para impedir que se modifique la legislación.

“Un factor único de Estados Unidos son los importantes esfuerzos de lobby que realiza la Asociación Nacional del Rifle (NRA por su nombre en inglés), uno de los grupos más fuertes del país. La NRA asegura tener más de 5 millones de miembros en cada distrito legislativo, lo que significa que puede ejercer una enorme presión sobre los congresistas. Además, la Segunda Enmienda de la Constitución ya forma parte de la identidad estadounidense”, dijo Hartman.

Esa combinación explica que la respuesta ante los asesinatos masivos sea diferente a la de otros países. Reino Unidos y Australia, por ejemplo, decidieron restringir el acceso a las armas luego de una serie de tiroteos trágicos. Cuesta imaginar que ese tipo de iniciativas puedan avanzar en Washington.

De todos modos, hay quienes consideran que el fenómeno no es más grave en Estados Unidos que en otras partes del mundo. “El año pasado hubo un número inusual de ataques. Pero, en términos generales, en las últimas décadas hubo un declive de eventos como los tiroteos en escuelas”, afirmó John R. Lott, presidente del Centro de Investigaciones de Prevención del Crimen, en diálogo con Infobae.

“En un estudio mucho más grande que estamos terminando —agregó—, encontramos que la proporción estadounidense de muertes en asesinatos masivos a nivel global está muy por debajo del peso que tiene su población en el mundo”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -