Zumby Pixel

Inspirador, culturista gana medallas mientras lucha por un doble transplante de pulmón

El norteamericano Charles Klinedinst que lleva siete años a la espera de un doble trasplante, compite con un tanque de oxígeno a su lado.

Publicado 21 mayo 2018 el 21 de Mayo de 2018

por

El californiano Charles Klinedinst lleva siete años a la espera de un doble trasplante de pulmón debido a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que sufre, pero ello no le ha impedido perseguir su sueño de ganar títulos en culturismo, eso sí, conectado a una bomba de oxígeno.

Quiero ser una inspiración para las personas, que sepan que los retos se pueden lograrlo si lo tratas”, dijo  Klinedinst, quien recientemente compitió en la categoría de participantes con discapacidades físicas en un certamen de culturismo celebrado en la localidad californiana de Corona.

Mientras otros participantes se preocupaban porque el color que se habían aplicado en la piel les permitiera el contraste suficiente para reflejar el trabajo muscular, Klinedinst cuidaba de que la cánula que le permite respirar estuviese bien ajustada y que la válvula del tanque le suministrara el oxígeno necesario.

Al escuchar su nombre, entró erguido pero arrastrando su tanque de oxígeno, y el público estalló en aplausos para animar a este paciente de EPOC, una enfermedad responsable de 3,17 millones de muertes en 2015, según la Organización Mundial de la Salud, y la mayor causa de discapacidad en todo el mundo.

Nora Reynoso, culturista y promotora de Profesional Natural Body Building Association (PNBA, en inglés), y quién ha colgado varias medallas en el cuello de Klinedinst, aseguró que los logros de este deportista se han convertido en una inspiración.

Cruz Azul le da la bienvenida a sus refuerzos

Se equivocaron de Thiago

“Muchos hemos llegado aquí queriendo mejorar nuestro estilo de vida y nuestra salud, todo de forma natural, pero la fuerza de Charles nos ha superado a todos“, reconoció la mexicana sobre los retos que el hombre enfrenta debido a una enfermedad que se produce por estrechamiento y daño en las paredes de las vías respiratorias.

Este californiano de 34 años se curtió en dar batallas desde que estuvo en el vientre de su madre. Su nacimiento fue prematuro y los médicos tuvieron que ayudarle a respirar, pero precisamente fue el tratamiento que recibió en ese momento el que contribuyó al daño en los pulmones.

La madre de Klinedinst, Georgette, recordó que de niño nunca practicó ningún deporte por sus problemas respiratorios y su adolescencia transcurrió entre medicinas e inhaladores. La espera por conseguir un donante se ha convertido en otra competencia, en un reto a la paciencia, en la que no hay aplausos ni medallas.

Para ser un buen candidato a un trasplante se evalúan una cantidad de factores, que incluyen la buena condición física del paciente, los anticuerpos, y el tipo de sangre, entre otros.

En su afán de mantenerse en buen estado, Klinedinst sigue ejercitándose y llevando una dieta estricta que han dado como resultado un trabajo logrado a punta de ejercicio y alimentación, y sin ingerir complementos proteicos o vitamínicos para ganar masa muscular.

Hace dos años Klinedinst compitió en el torneo anual de la PNBA, al que asisten culturistas de todo el mundo. Fue en la modalidad para personas con alguna discapacidad. En su primera competencia alcanzó el segundo lugar.

Síguenos en Facebook ED deportes

 

 

- US -