Zumby Pixel

El sueño del Everest

Desde niño subir la montaña más alta del mundo se convirtió en el sueño de Bruno, hoy después de años de sacrificios y entrega está por cumplirlo.
Foto: bruno_alonsogm

Publicado 08 mayo 2018 el 08 de Mayo de 2018

por

Tenía 5 años cuando Bruno escaló su primer cerro sin saber que esta aventura lo marcaría el resto de su vida. Acompañado de su padre subió al cerro del Borrego, la experiencia fue única no solo por lo que acababa de lograr sino que en lo más alto del cerro divisó lo que se convertiría en su primer gran sueño: subir el Pico de Orizaba.

A partir de ahí Bruno empezó a llenarse con el alpinismo, su infancia si bien fue como la de cualquier otro pequeño estuvo marcada por las montañas. El poder escalar lo que veía le llamaba la atención como reto hasta que le hablaron del Everest y se prometió que algún día habría de llegar a la cima de la montaña más alta del mundo.

Pero antes había que cumplir con el primer reto  y para eso tuvieron que pasar 12 años. Con todo el ímpetu juvenil y el deseo de llegar al Pico de Orizaba emprendió este nuevo viaje que le dejó más experiencia que satisfacciones. Y es que pese a todo el empeño que puso no pudo llegar a la cima. “Realmente no me había preparado creí que lo podía hacer”, reconoce Bruno tras su primer viaje fallido.

Foto: Carlos López/El Dictamen

Pero lejos de desanimarlo esto lo motivo y tan solo un año después estaba de nueva cuenta en el Pico. En esta ocasión se había preparado y a conciencia. No quería repetir lo vivido y decidió que sería totalmente diferente y al final lo fue.

“Ha sido una de mis más grandes experiencias, fue la primera vez que lloré de felicidad. Recuerdo que lloré me arrodillé, agradecí. Es la cima que había visto desde niño y hoy estaba en ella. Fue algo que me llenó”, reconoce con una sonrisa y la emoción a flor de piel, como si lo estuviera volviendo a vivir mientras nos visita en las Instalaciones de El Dictamen para hablar de su siguiente gran sueño, conquistar el Everest.

Las verdaderas razones por las que Pizarro deja las Chivas

Proponen crear rama femenil de la Fórmula 1

Su nombre completo es Bruno Alonso García Maldonado es veracruzano y tiene 30 años edad. Su rutina de lunes a viernes no cambia. Se levanta a las 4 y media de la mañana para de inmediato salir a correr “a veces me tocan de 10 a 12 kilómetros “a veces el fin de semana son más”, de ahí regresa a su casa, ve cosas del trabajo a la 1 de la tarde empieza su aventura para buscar patrocinadores para su aventura, ya cuando el estómago le pide comida regresa a su casa para comer, hago algunas pendientes, de ahí me voy al gimnasio y dentro de poco empezaré a practicar natación, ya después regresa nuevamente a ver como va en su sueño de ir al Everest para después programar su día siguiente y dormir. Todo está encaminado a cumplir ese gran sueño.

Foto: Carlos López/El Dictamen

Pero Bruno sabe que no ha sido fácil el viaje “he sacrificado muchas cosas, en especial tiempo con la familia y tiempo con mi novia, pero todo es disciplina, algunos amigos me dicen que estoy loco, pero otros me dicen que le eche ganar, la verdad ha sido más las personas que están ahí para alentarme, al fin y al cabo estoy haciendo algo que quiero”.

Sobre si ha valido la pena el sacrificio que ha hecho por lo que está a punto de lograr, la sonrisa de Bruno lo delata, su cara de satisfacción lo dice todo aunque dice que sus mayores luchas han sido consigo mismo.

Creo que las personas deben de luchar cuando quieren alcanzar un sueño o una meta. Siempre hay una duda en la mente, pero hay que seguir persistiendo, de eso se trata”.

El Everest ha sido desde niño mi más grande sueño, nació en una parte de mi vida y se metió a mi mente y no me he dejado, soy de las personas que  que no le gusta dejar que los sueños se apaguen por el trabajo o por la rutina o de lo que vayan a pensar los demás. Me gusta ser soñador”. dice Bruno sin que el deber de juntar 50 mil dólares para completar la odisea lo afecte.

La aventura ya tiene fecha y será exactamente dentro de un año cuando Bruno parta a la cordillera del Himalaya y cumplir con su más grande sueño, ese que comenzó hace 25 años al subir por primera vez el Cerro del Borrego y ver el Pico de Orizaba.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ. 

- US -