Zumby Pixel

A 37 años de su muerte, recordamos a Bob Marley y su amor por el futbol

El rey del reggae no sólo demostró amor por la música sino también se declaró amante del futbol y cómo marcó su vida.

Publicado 11 mayo 2018 el 11 de Mayo de 2018

por

“¿Qué es el fútbol?”, le pregunta un periodista francés. Él vuelve a sonreír y levanta el mentón, como si fuese a decir algo importante. Y, con un sentido de la improvisación que roza la genialidad, responde: “¡Libertad! El futbol es libertad”.

Bob Marley, murió el 11 de mayo de 1981, fue el máximo exponente y difusor de la música reggae y además, vivió como un auténtico fanático del futbol, pese a que en Jamaica, donde nació, creció y se convirtió en una leyenda, no se trate de una pasión popular, como sí sucede en Sudamérica. “Será por los genes”, explicaba él en cada entrevista en la que le consultaban por este tema. ¿Por qué? Su padre, Norval Sinclair Marley, con quien casi no tuvo relación, había nacido en una familia inglesa.

 

Actores de Game of Thrones disfrutaron del gol de Layún y la derrota del Real Madrid

Deadpool le lleva mariachis a David Beckham

“Si quieres llegar a conocerme, tendrás que jugar al fútbol contra mí y los Wailers”, le contestó en otra ocasión a un periodista. Es que el fútbol, junto con la música y otras conocidas costumbres, marcaba su estilo de vida. En las horas previas a los conciertos o en los descansos de las largas jornadas de grabación, Bob Marley jugaba partidos de fútbol con los músicos de la banda para relajarse y liberar tensiones.

Aseguran que tenía devoción por Santos, de Brasil, donde jugaba su gran ídolo: Pelé. Lo cierto es que la estrella del reggae disfrutaba, por sobre todas estas cosas, de patear la pelota. Entre quienes lo vieron jugar existen dos versiones. Mientras algunos afirman que tenía nivel como para poder haber sido profesional, otros tienen una opinión mucho más cauta.

“A Bob le gustaba ser centrodelantero o volante creativo. Una vez jugamos juntos en el National Stadium de Jamaica y para él fue cumplir un sueño. Incluso, en la entrada del estadio se levantó una estatua en su honor”, contó, en una entrevista con el diario argentino Olé, Alan Skill Cole, una de las máximas glorias del fútbol de Jamaica  y manager de Marley en la década de ‘70.

Foto: Getty

Pero también, el fútbol le jugó una mala pasada. Por una lesión en su pie durante un partido le descubrieron un cáncer que lo llevó a la muerte el 11 de mayo de 1981. Fue en 1977, en Inglaterra, donde el músico sufrió un pisotón en el dedo gordo. Los médicos le recomendaron amputarlo. Pero por sus creencias religiosas se resistió a recibir un tratamiento adecuado.

 

A los pocos días, su cuerpo pudo ser trasladado a Jamaica. Tras un multitudinario último adiós, Bob Marley fue enterrado con su guitarra, una planta de marihuana y… una pelota de fútbol. Tres símbolos de su libertad.

 

 

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ. 

- US -