Zumby Pixel

“Irresponsable actitud de Rosendo Pelayo al pretender ser diputado”

Opinión del alcalde Octavio Pérez Garay
Octavio Pérez Garay

Publicado 14 mayo 2018 el 14 de Mayo de 2018

por

  • El clásico “chapulín” quien busca la protección del fuero constitucional luego de saquear al Ayuntamiento de San Andrés, deuda de $ 100 millones, voracidad que hace pensar, “no sólo metió la mano al cajón introdujo el cuerpo entero”

Por: Mario Vázquez Sandoval

Como una irresponsabilidad generadora de irritación social calificó Octavio Pérez Garay, presidente municipal de San Andrés Tuxtla, la actitud asumida por su antecesor Manuel Rosendo Pelayo al pretender el alcance de la diputación federal del Distrito XIX, abanderado por el Partido Verde Ecologista Mexicano, cuando reúne el rechazo de la ciudadanía y sólo busca el fuero para protegerse de la acción de la justicia. Durante la administración de los últimos cuatro años generó deuda sin sustento legal del orden de los 100 millones de pesos , referencia sin precedente, encabezó equipo de saqueadores.

Hablamos del clásico “chapulín”, tipo insaciable, se la pasa buscando formas de sorprender a gente de buena fe, a la caza de cargos públicos; sin embargo, en esta ocasión es tan grande el daño provocado al patrimonio de quienes pueblan este municipio, que desde ahora los conocedores del ambiente actualizado de la región apuestan doble contra sencillo en el sentido de negarle el voto, para dejarlo en condiciones de responder ante las autoridades por los cuantiosos pendientes endilgados a los sucesores, un freno para el desarrollo de acciones de respuestas a prioridades impostergables.

CREDITO INJUSTIFICABLE

A manera de ilustración de los abusos cometidos por Manuel Rosendo Pelayo, el entrevistado citó el crédito autorizado por la anterior Legislatura del Estado de $ 16 millones, destinado sólo en programa de luminarias, por cierto se trata de material de pésima calidad. Compromiso a pagar en plazo de 15 años; pero el compromiso establece de los pagos, el 25 % al capital y la diferencia para cubrir intereses, esquema que pone al Ayuntamiento en graves dificultades económicas y genera sospechas sobre acuerdos perversos armados con el acreedor.

Imposible que venga el Papa a Veracruz

“Lo importante son nuestros hijos”: Solecito

Sin medida fue la conducta del aspirante a legislador federal, apuntó Octavio Pérez Garay, una voracidad extrema como el hecho de dejar de pagar dotaciones de leche entregada a los niños vía el DIF. Representantes de la empresa Diconsa requirieron en el mes de enero, el pago de $ 1 millón. Lo mismo sucedió con el reclamo de la Auditoría Superior de la Federación por insolvencia el el manejo de $ 800 mil correspondientes al Fortaseg, apoyos al rubro de la seguridad pública; se trata de desviaciones de dinero público hacia intereses personales. El caso de este exalcalde y pretendiente de un escaño en Palacio de San Lázaro podría ser tema de telenovela relacionada con la corrupción, porque bien diríamos en lenguaje coloquial , “¡No sólo metió la mano al cajón, introdujo el cuerpo entero!”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -