Zumby Pixel

Los peligros de tronarse los dedos…

El ruido que escuchamos al tronarnos los dedos, las muñecas, los tobillos o cualquier parte del cuerpo se deba a las burbujas que tenemos en el líquido que recubre la articulación, al reventarse
Foto: Foro Salud

Publicado 23 abril 2018 el 23 de Abril de 2018

por

Aunque para algunas personas el tronarse los huesos es sumamente relajante, la realidad es que esta acción se puede convertir en vicio que a la larga puede perjudicar severamente la salud.

Y es que el ruido que escuchamos al tronarnos los dedos, las muñecas, los tobillos o cualquier parte del cuerpo se deba a las burbujas que tenemos en el líquido que recubre la articulación, al reventarse.

Joven cae de juego mecánico, las imágenes son estremecedoras (VIDEO🔞)

Hijos amarran a su madre para exigirle herencia (VIDEO)

Recuerda que las articulaciones son el lugar de contacto entre los huesos y están cubiertas por un líquido de nombre sinovial, el cual es espeso. Cuando se truena, se estira o se dobla un dedo, la articulación se separa y la cápsula que rodea esta articulación se estira y aumenta su volumen, disminuyendo su presión, la cual se convierte en gas y necesita cerca de media hora para disolverse en el líquido.

Varias investigaciones científicas coincidieron en que al tronarse los dedos con el paso del tiempo se tenían daños en las articulaciones y se podía tener enfermedades como la artritis o artrosis.

Este tipo de hábitos también traen como consecuencia daños en los tejidos blandos y disminución de la fuerza para tomar alguna cosa. Esto parece estar ligado al estiramiento y contracción, rápido y repetitivo de los ligamentos de las articulaciones.

Tronarse los dedos causa desgaste muscular

La falta de movimiento causa poca fuerza en los músculos, por lo cuál, se siente como que estuvieran presionados o cansados. Y esto produce una especie de círculo vicioso, donde la persona vuelve a tronarse los dedos para sentir relajado durante unas horas.
Artritis.

Anciano convive varios días en su casa con el cadáver de su cuidador

Encuentran serpiente venenosa entre los peluches de una niña en Australia (VIDEO)

Al tronarse los dedos se derrama el líquido sinovial, el lubricante natural que evita el roce entre los huesos, lo que provoca un desgaste y aumenta las posibilidades de sufrir quebraduras o fisuras óseas. Sin contar que es la primera causa de rigidez, deformación y dolor excesivo que desaparece con el reposo.

Actualmente se sabe que las personas que más sufren de este problema son aquellas que se encuentran en la década de los 40s, es por eso que la mejor manera de evitar este problema es realizar ejercicio.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

 

- US -