Zumby Pixel

10 cosas que deberías saber sobre el VIH

Descubre como prevenirlo y aprende a evitar las prácticas de mayor riesgo

Publicado 11 abril 2018 el 11 de Abril de 2018

por

El día 1 de Diciembre se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA, una enfermedad que afecta a 34 millones de personas. A pesar de que el contagio del VIH puede ser prevenido fácilmente, cada año se diagnostican más de 2 millones de nuevos casos en el mundo. Descubre como prevenirlo y aprende a evitar las prácticas de mayor riesgo.

1. VIH no es lo mismo que SIDA

El virus de inmunodeficiencia humano (VIH) debilita el sistema inmunitario del organismo haciendo más sencillo que resulte infectado. En las fases más avanzadas de la enfermedad cualquier pequeña infección que el cuerpo hubiera desechado sin problemas si no tuviese el virus provoca una enfermedad grave. Éste el momento en que se dice que la persona tiene SIDA. Es decir, el SIDA es causado por el VIH.

2. El contagio sexual es el más frecuente

Aunque al comienzo de la epidemia muchas personas eran contagiadas en el intercambio de jeringuillas para el consumo de drogas inyectables, se inició una importante campaña de concienciación. Actualmente las relaciones sexuales sin protección son la vía más frecuente de contagio del VIH. Esto es debido a que los fluidos sexuales (semen y secreciones vaginales) tienen una alta concentración de virus. El 84% de las personas infectadas lo fueron por una relación sexual sin preservativo.

3. No puedes adquirirlo con caricias o besos

No puedes ser contagiado si tienes contacto con fluidos como la saliva, el sudor o las lagrimas. Los abrazos, los besos, intercambiar cubiertos, compartir vaso etc no son conductas de riesgo, tampoco lo es acariciar los genitales de otra persona aunque haya eyaculación. El fluido infectado debe tener contacto con mucosas u heridas abiertas.
4. Las personas con otras ETS tienen más riesgo de contraer VIH

Las personas que sufren enfermedades de transmisión sexual como herpes, clamidea, gonorrea y sífilis tienen más posibilidades de contraer VIH ya que estas enfermedades crean lesiones que pueden ser puertas de entrada al virus y su sistema inmunitario está debilitado en el momento de la enfermedad.

5. Hombres gay y bisexuales son los más afectados

Al inicio de la epidemia del SIDA los varones homosexuales fueron los más afectados ya que se combinó la práctica de penetración anal que es muy arriesgada y no se utilizaba preservativo porque no había miedo al embarazo. Actualmente las campañas de concienciación para el uso del preservativo han reducido los casos en la población homosexual de forma muy importante.

¿Cómo afecta el aire reciclado en las oficinas?

El “déjà vu” es un truco del cerebro y no algo sobrenatural

6. La mujer tiene más posibilidades de contagiarse

Una mujer tiene 8 veces más posibilidades de contraer el virus en una relación con una persona infectada que un hombre. Esto se debe a que la vagina es susceptible a pequeñas lesiones imperceptibles durante la penetración que son una buena vía de entrada para el virus y a que el semen es considerado el fluido más infectado después de la sangre.

7. Cuando hacerse la prueba

Si has tenido una relación de riesgo se recomienda esperar unas 6 semanas antes de hacerse la prueba del VIH. La mayoría de las personas pasan por un periodo en el que los anticuerpos contra el virus se están fabricando y aún no pueden detectarse. Si te haces las pruebas antes y dan positivas estás infectado pero si dan negativas deberás repetirlas en una semana.

8. Puede tardar hasta 10 años en dar la cara

El VIH no tiene síntomas claros, algunas personas pueden notar a las pocas semanas del contagio algo de fiebre, dolor de garganta y debilidad, pero obviamente estos síntomas pueden corresponder a cualquier otra cosa. El virus va afectando al sistema inmunitario de la persona, aunque pueden pasar 10 años hasta que enferme y sea diagnosticarse el SIDA. En este tiempo la persona infectada parecerá perfectamente sana pero podrá contagiar el virus.

9. Ya no es una enfermedad mortal

El VIH no tiene cura pero puede ser tratado con retrovirales para que las personas infectadas lleven una vida totalmente normal. Los retrovirales además disminuyen la concentración de virus en los fluidos infectados reduciendo la posibilidad de contagio. El peligro sigue siendo las personas que están infectadas pero no lo saben.

10. La circuncisión puede ayudar a prevenirla

La OMS recomienda práctica la circuncisión ya que reduce en un 60% la posibilidad de que el hombre resulte infectado por el virus del VIH en una relación sexual heterosexual. Esto se debe a que hay menos posibilidades de lesión y a que en ocasiones el fluido infectado puede permanecer en los pliegues de la piel del prepucio.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.