Zumby Pixel

Sólo son números

Por: Maricarmen Delfín Delgado
Fue una experiencia maravillosa saber que la mayoría leen y mucho

Publicado 11 abril 2018 el 11 de Abril de 2018

por

Mucho se ha dicho acerca de los hábitos de lectura en los mexicanos, se nos pone como mal ejemplo en comparación con otras naciones, un reporte de la OCDE en el año 2016 menciona que México ocupaba el lugar 55 entre los 194 países del mundo. En febrero de 2017 el Módulo de Lectura del INEGI reportó que 45 de cada 100 personas leyeron al menos un libro los últimos 12 meses, que 43 de cada 100 leyeron páginas de internet, blogs, revistas y periódicos, lo hicieron por obligación académica y laboral, distracción y cultura general.

Las investigaciones se basan en estadísticas que reportan datos cuantitativos que tal vez no reflejen la realidad de la población dedicada a la lectura recreativa o literaria, es necesario introducirse en la práctica de campo, interactuar con niños, jóvenes y adultos en la actividad de la lecto-escritura para conocer la verdad en este ámbito. Platicar, invitar y motivar para hacerlos tomar conciencia del beneficio intelectual y emocional que brinda leer y escribir, y plasmar las emociones que oralmente no son expresadas.

En días pasados (martes 20 de marzo), tuvimos el privilegio de charlar con un numeroso grupo de jóvenes alumnos de bachillerato en la ciudad de Tlapacoyan, Veracruz, el subdirector convocó sólo a quienes estuvieran interesados en escuchar e interactuar con las nosotros en temas de lectura y escritura literaria, nuestra sorpresa fue muy grata al ver reunidos a más de 80 chicas y chicos entusiasmados por el evento. Todos en silencio pero con un gesto de entusiasmo, escucharon con seriedad los comentarios de las tres personas que fuimos a compartirles un poco de nuestra experiencia, para después dar lugar a sus comentarios e inquietudes que dejaron ver el interés que tienen por las letras.

Fue una experiencia maravillosa saber que la mayoría leen y mucho, que están conociendo obras clásicas y de escritores contemporáneos, que están incursionando en la escritura literaria, nos mencionaron lo felices que estaban con la actividad que compartimos con ellos. Todo esto fue posible gracias al trabajo de su maestro (subdirector del plantel) que se ha esforzado por crear un taller donde puedan desarrollarse como fecundos lectores y escritores, los ha sabido encaminar para que se enamoren de este mundo fascinante de la creación literaria.

Así como este docente, muchos lo hacen con sus propios recursos y con gran esfuerzo, con plena conciencia del valor que tiene los libros, de los mundos que se ocultan dentro de sus páginas, del pensamiento del autor que toma voz con cada letra, del tesoro de papel oculto entre dos pastas.

Este tipo de encuentros ponen en duda la exactitud y veracidad de los resultados publicados que dan a nuestro país una categoría inferior en cuanto al tema, si nos vinculáramos más en las actividades relacionadas con la lecto-escritura nos percataríamos del interés de una gran parte de la población que abarca todas las edades, clases sociales y niveles de conocimiento, que está inmersa en el invaluable mundo de los libros.

[email protected]

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -