Zumby Pixel

Del baúl de los recuerdos

Por Guillermo Ingram García

Publicado 29 abril 2018 el 29 de Abril de 2018

por

Chano le pregunta a Chón: “Oye, ¿Cómo de qué tamaño son los pingüinos, tú?”. Chón: “Cómo de treinta centímetros”. Chano: “¡No! ¡Pero unos más grandes!”. Chón: “Cómo de cincuenta centímetros”. Chano: “No, pero unos más grandes ¡Más grandes, más grandes!”. Chón: “Pos ya no hay”. Chano: “¿Cómo que ya no hay?”. Chón: “¡Unos más grandes ya no!”. Chano: “¡Híjole! Entonces lo que atropellé “jue” a una monja”.
EL DEBATE
Si el debate presidencial fuera en un salón de clases: Anaya sería el matadito de memoria fotográfica con el que mejor ni te metas porque te jode. Meade, sería un buen alumno, pero que se junta con el grupito más nefasto y por eso nadie confía en él. Margarita, sería la colada del grupo, no la pelan porque no tiene amigos, nada más la respalda su novio.  El Bronco, sería ese alumno…andejo, pero bien gracioso, que pasa sus materias porque cae bien. El Peje, sería ese que nadie entiende cómo rayos le ha hecho para llegar hasta ahí. No sabe ni madres de la carrera y ya ha repetido sexto tres veces.
LA ENTREVISTA CON EL PAPA
Un judío que pretende entrevistarse con el Papa, solicita la audiencia con el secretario del pontífice, pero éste resulta ser un gachupín mal encarado y gritón y a la solicitud del hebreo de ver al Papa, el secretario le dice acremente: “El Papa no está y no recibe a nadie ¡Y ya!”. Pero, como resulta que el Papa estaba cerca de ahí escucha el escándalo y llama a su secretario: “Ven acá ¿Qué está pasando?”. El secretario: “Nada Su Santidad, se trata de un judío que pretende hablar con usted pero no lo atienda, porque ¡Toda la familia de ese judío han tratado de hablar con los Papas desde el mismo San Pedro!, y ninguno los ha atendido”. El Papa dice: “Pero no estoy de acuerdo, hazlo pasar”. El secretario: “Pero Santo Padre…”. El Papa: “¡Qué pase!”. Entra entonces el judío ante la presencia del Sumo Pontífice y éste le pregunta: “¿Es cierto que toda tu familia, desde tiempos de San Pedro han tratado de hablar con el Papa y no han podido hacerlo?”. El judío: “Es cierto padre”. El Papa: “¿Tú eres el primero?”. El judío: “Sí”. El Papa: “¿Qué te trae por aquí”. El judío: “Pues mire padre, ¿usted se acuerda de última cena?”. El Papa: “¡Desde luego!”. El judío, enarbolando un papel dice: “Pues aquí traigo la cuenta”.
PEPITO
Le pregunta Pepito al profesor: “¡Profe! ¿Un ratón y un perro pueden tener un hijo?”. El maestro voltea sorprendido a ver al precoz chamaco y en el mismo tenor le responde: “¡Claro de que no Pepito!, pero, ¿de dónde sacaste tal sandez?”. Pepito contesta: “¡Mi mamá profe!, en la mañana antes de salir para la escuela me dijo que la rata de mi papá había procreado un hijo con la perra de enfrente”.
LA DIFERENCIA
¿En qué se diferencia una boda de un divorcio? En que en la boda todo es arroz y en el divorcio todo es “paella”.

US - US -