Zumby Pixel

No creí fuera para tanto

Por: Guillermo Ingram
El que gane la grande las próximas elecciones

Publicado 19 abril 2018 el 19 de Abril de 2018

por

Ayer coincidí con un muy grato amigo y al estarme él explicando algunos asuntos sobre sus finanzas, lo vi de pronto un poco preocupado en lo que de pronto me dijo: “¡Esto puede ponerse peor!”. Y le dije: “¿Qué?”. Respondiéndome: “Pues dependiendo de quién gane y al parecer, nos puede ir mal”. Algunas personas que estaban cerca de nosotros se volvieron a verme cuando de pronto solté una de mis muy clásicas carcajadas, y respondí a mi afligido amigo: “¡No te preocupes! ¡No va a pasar nada!”. Pues además, gane quien gane, el país de todas formas está más que jodido, el que gane la grande las próximas elecciones va a tener que comenzar de cero, porque sencilla y simplemente ¡Se han llevado todo!”.

PA’SU, DE AHÍ A LA DEPRESIÓN NO HAY GRAN DISTANCIA

Cuando mi amigo partió, realmente me quedé preocupado porque si le vi el semblante triste, y, eso que él no está nada mal económicamente, pero, le atemoriza México se torne en Venezuela o Cuba si gana ¡Ya saben quién! O sea, independientemente de la cuestión y situación política, parte de la ciudadanía anda preocupada más que nada por los muy bien llamados APEGOS. Y eso sí que está feo, porque precisamente los apegos son la fuente más importante de comenzar a entrarle a los ansiolíticos, porque si se nos mueve el piso en virtud a los APEGOS que tengamos y estos a su vez se mueven, sobreviene entonces la ansiedad y se pueden llegar a convertir en depresiones. Entonces sí ¡Aguas!, listos por lo que viene después.

ME ACORDÉ DEL JOVEN RICO

De alguna manera, cuando vi la cara de preocupación de mi cuate, vino a mi memoria la expresión que según el Nuevo Testamento, puso el joven rico, cuando Jesús le dijo que para alcanzar la vida eterna, vendiera todo lo que tenía y el producto lo repartiera entre los pobres y entonces que viniera y le uniera. Según Mateo, 9: 16-30, Miren, no hay que preocuparse tanto, incluso, si es que se dicen ustedes buenos cristianos, porque Chucho precisamente nos dice eso ¡Qué no nos preocupemos!, en Mateo 6: 22, el joven, al oír esto se marchó muy triste. Y ahí fue cuando Chucho dijo: “En verdad os digo que será más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico en el reino de los cielos”. O, sea, los puros apegos. Creo a pie juntillas mi cuate debe ser un inveterado católico y cristiano, pero, como todos, falto de fe.

EN LUGAR DE ATACAR, LE ESTÁN HACIENDO EL CALDO GORDO

Y sin afán de pitorreo ¿Por qué tanta preocupación, porque “¡Nos vamos a volver como Venezuela!”? Todo eso no es sino vil mercadotecnia, además ¡De la más chafa! Además, quienes tienen a su cargo enderezarle los ataques al Peje, lo están haciendo de manera bastante bisoña, amén que endeble y de paso le están dando hasta más oxígeno, pues, por ejemplo, lo del uso de esa avioneta en que acaba de viajar, que tanto él como la avioneta se ven más destartalados que una lata de albañil, pero, he ahí que le están sacando que gastó ¡66 mil pesos en dicho alquiler!

Cuando que la gente jodida, que en su vida han viajado en siquiera una avioneta y salvo a través de películas en algún aeropuerto, hacen el comparativo de la desvencijada avioneta con el avión presidencial y la millonada que éste le ha costado al pueblo de México ¿Y quién creen que sale beneficiado con tan “artero” ataque a AMLO? ¡ÉL!

EL SIEMPRE FULGOROSO INGENIO MEXICANO

Así que ni se aflijan, ni se aflojen, ni mucho menos se acongojen, porque además, lo acaba de decir el ¡Tremendo iniciador de una insurrección social sin fusiles! ¡Y sin muertos! El Comandante Marcos (que por cierto, no sabía yo que le decían “El Calcetín”. No cabe duda, el ingenio mexicano no conoce límites), que al Peje no lo va a dejar llegar el capital, pues por eso no quieren Lulas, Dilmas, Evos, etc. Y mucho menos Pejes. Así que ¡Calmante montes pájaros andantes! ¡Qué no cunda el pánico!

Porque en verdad, miren que me quedé preocupado por mi pobre cuate, al verle su tremenda zozobra reflejada en el rostro.

No deben de olvidar en ningún momento, que quienes se mueren en la víspera son ¡Los guajolotes!

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdiasqgmail.com

- US -