Zumby Pixel

“Juventud, divino tesoro, / ya te vas para no volver…”

Por: Guillermo Ingram
"Juventud, divino tesoro, / ya te vas para no volver…"

Publicado 26 abril 2018 el 26 de Abril de 2018

por

/ Cuando quiero llorar, no lloro…/ y a veces lloro sin querer…”. La anterior es la primera estrofa o cuarteta del bellísimo poema de mi cuate, el nicaragüense Rubén Darío, cuyo título es “CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA”. Y, no es que amenace con estar poético, sino que ayer ve aventé en un grupo de puro cuate de la infancia y de toda la vida, un diálogo “güatsapero” entre dos de ellas y, en lugar de entrometerme en ese reflexivo diálogo, se me ocurrió mejor agarrarlo de tema de “calumnia”.

LA REFERIDA CHER DEBE ANDAR POR SUS 80s

Esto parte de una foto en donde se ve a la actriz Cher, con su mamá, en donde las dos lucen despampanantemente jóvenes. Pues que yo me acuerde, fue en mi adolescencia cuando supe de la existencia de esta actriz y en ese entonces ella actuaba con quien fuera su esposo, ambos lucían jóvenes, creo el cónyuge se apellidaba Bono.

¡Yo tenía sobre 16 años de edad!, hoy cuento con 64 por el güiro ¡Así que ya pueden calcularle la edad a Cher. El marido creo lo enterró desde hace algunas décadas. Por lo tanto, la mamá de tal actriz debe de andar pegándole fácil a los noventa y pico.

LAS PIRÁMIDES PORQUE SON DE PIEDRA ¡Y EL TIEMPO LES HA HECHO SU CHAMBA!

Una de mis amigas contaba había ya la capacidad para conservar al ser humano en tales condiciones aun a edad avanzada, pero se necesitaba una gran fortuna para lograr tan ansiada condición física. Yo creo si se debe requerir dinero y no precisamente mucho, pues todo lo que hay que hacer es conservar las fotos de juventud sin que se deterioren.

¡QUÉ NO SE HA HECHO Y ESCRITO! PERO ¡TODO ENVEJECE!

Tal y como en otras ocasiones les he contado ¡Obras maestras de literatura se han realizado reflejando el afán y ansiedad del ser humano por no envejecer!, pero, finalmente el desastre nos alcanza a todos, tanto a acaudalados como a menesterosos y a todos los que quedamos entre estos polos opuestos. Les he platicado sobre “Fausto” de mi cuate Goethe. “El retrato de Dorian Gray”, de mi otro cuate, Oscar Wilde; podría incluir en este género a “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley. También les he platicado que Juan Ponce de León descubre, la hoy isla de Puerto Rico y La Florida, porque según le habían dicho los aborígenes en aquel entonces, en estos sitios estaba la fuente de la eterna juventud. Y… el ser humano ha hecho de todo por no perder la juventud, pero… se va para no volver.

¿VIERON LA FOTO DE BILL GATES EN XALAPA? ¡TODO QUEDA Y TODO PASA!

A propósito del tema y de gente del billete grande, el otro día me quedé patidifuso cuando leí que había estado por Xalapa, nada más y nada menos que Bill Gates, según esto y Forbes ¡El hombre más acaudalado del mundo! O sea, el dinero no es problema para este cuate ¿El motivo de su visita? Vino a ver un encuentro en un club hípico cerca de Xalapa, donde iba a participar su hija. Y la sorpresa no fue tanto porque haya venido a Xalapa, sino que al principio creí se trataba de una broma, pues en la foto se veía un viejito sin lentes (¡Tiene 62 años de edad! O sea ¡Más joven que yo!, entonces… ¡Estoy técnicamente para el arrastre!), aparentemente leyendo algo que tiene sobre la mesa de un café en ese club hípico; estaba él, solo y su alma ¡Nadie más a la mesa!

Les reitero, me pareció una broma, pues todas las fotos que siempre he visto de Bill Gates son de un joven de más o menos entre 35 y 45 años; aquí, como les indico, era un viejito ¡Y sin lentes!, cuando que Gates siempre sale con anteojos en todas las fotos que muestran… y ¡Chamacón! Cuando leí toda la nota, vi que efectivamente se trataba del fundador de Microsoft. Y no creo que el señor este, con el mundo de dinero que tiene, no se quiera ver igual que en las fotos que de él se publican. Pero… ¡Triste el cuadro! Podremos estirar la piel, pero no el tiempo, éste pasa inexorable. Y no creo Bill Gates no esté enterado de estas magníficas tecnologías de las que hablaba una de mis entrañables amigas, que lo conservan a uno joven, al más puro estilo de “Un mundo feliz”.

Y A VECES LLORO SIN QUERER

O sea, los rucos nos quedamos con la añoranza del divino tesoro y aguantando el llanto porque ya se fue, tal y como le dijo Rubén Darío ¿A poco no?

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

GB - GB -