Zumby Pixel

Este ha sido el mejor debate de todos, pero faltó garra

Por: Guillermo Ingram
Este ha sido el mejor debate de todos, pero faltó garra

Publicado 24 abril 2018 el 24 de Abril de 2018

por

Pero, el debate incuestionablemente estuvo de más calidad que todos los demás que hemos visto los mexicanos, pero de todas formas no dejó de ser en sí la clásica oferta de una visita a un parque de diversiones, en donde se le promete a todos los votantes un gran nivel de vida y ni se diga diversión, aunque al final, como nos ha venido sucediendo desde hace 42 años, pues Don Gus, con todo y lo que se diga de él, fue el último Presidente de la República quien en su último informe de gobierno, en 1970, dijo que se iba orgulloso, entre otras cosas porque dejaba al peso entre las 10 monedas del mundo para invertir sin duda alguna ¡Qué distinto seis años después! Y de ahí para el real, la pura debacle y las promesas fáciles en todas las elecciones y al final todos han salido con los trastes por la cabeza o por la puerta de atrás.

EL PARTO DE LOS MONTES

¡Ah! Pero eso sí, cabe mencionar que salvo López Obrador, que nadó de “muertito” y respondió una que otra pedrada, todos los demás se la pasaron en el puro lamento borincano. Lo que sea de cada quien, el joven Ricardo Anaya, al que el “stablisment” mexicano y muchas plumas destacadas le dan el triunfo en el debate, ya aburría con: “Y López Obrado esto y esto…”, casi en la mayoría de sus intervenciones, y por ahí se fueron los otros cuatro. Fue evidente de que les incordió mucho AMLO ¿Por qué? Tácitamente, entre los cuatro le otorgaron el liderazgo a López Obrador, pues de él se quejaban todos, sobresalientemente Anaya.

Nadie tocó el tema Casa Blanca y eso que los mexicanos queríamos también ver eso en la palestra.

Y el señor Meade no lució nada bien cuando habiendo estado insistiendo en que eran 3 departamentos los que no había declarado el Peje, al final admitió que eran dos, pues uno había ya sido cambiado de nombre ¿Entonces, 3 o 2?

NADA NUEVO, SALVO LA PROPUESTA DE VOLVER A LA COLONIA

En síntesis, nadie convenció, pero, fue público y notorio que salvo la cantaleta contra AMLO y éste sin salirse de su posición cómoda de puntero y repitiendo sus propuestas, nadie, absolutamente nadie hizo propuesta alguna que pareciera atractiva para hacer del debate algo que valiera la pena, pues ¿Qué novedades de proposiciones hubo por parte de alguno de los cinco? ¡Ninguna! Salvo los moderadores, que entraron de lleno a plantear lo que a la población mexicana trae de cabeza: la violencia y la corrupción rampante que carcome a la nación mexica. Y las respuestas de los cinco: MATIZADAS, ninguna novedosa. Salvo, el farsante del Bronco, que salió con su torpeza de llevar a cabo castigos de la etapa medieval, consistente en cortarles las manos a los que roben. Pues… tal propuesta de acción habla del tipo de país que somos.

Ya en otras ocasiones les he comentado a ustedes de que en la práctica, al líder siempre se le ataca, critica e incluso se le golpea a discreción para poder abarcar algo de ese liderazgo que posee y como les digo, entre Margarita, Anaya, Meade y el impresentable de El Bronco, tal vez sin proponérselo le reconocieron liderazgo. Fue de risa cuando AMLO sacó su tabla donde muestra la encuesta en donde se lleva de calle a todos en las preferencias, apelando como siempre al lenguaje coloquial, a ese lenguaje común con el que el pueblo se comunica al decir: “Miren, ahí humilditamente…”. Expresiones del tiempo de mi adolescencia, de la generación del 54 primordialmente.

EN MAYO A LO MEJOR LA COSA SE PONGA MEJOR

Ojalá y se ponga mejor el debate de mayo. Que dicho sea de paso, reitero, éste ha sido el mejor que he visto, pues todos habían sido un monólogo cansado en donde nadie le decía nada a nadie, el domingo si se dijeron, pero, hizo falta enjundia y sobre todo ¡Un buen desplumadero! ¿A poco no? Todos se fueron sobre el Peje, y Anaya, aunque digan que él ganó el debate, no lo creo, no fue siquiera artero, ni mucho menos irónico (habiéndolo podido ser, pues el muchachón maneja bien la ironía, y, amén de que material con que trabajar hay de sobra), todo fue la quejumbre del niño al que le quitaron el globo, ante la malévola y condescendiente mirada de quien sabe ya se lo llevó al baile.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

US - US -