El aumento del tránsito en las calles, el menor valor en relación con un automóvil y el cuidado del medioambiente son dos de los motivos que llevan a muchas personas a comprar una motocicleta: fáciles de manejar y de estacionar, y son bastante más económicas para mantener.

Estos cuidados ayudan a mantenerla en las mejores condiciones, y con durabilidad, la prevención de un desgaste innecesario, el ahorro de combustible y la posibilidad de obtener un mejor valor de reventa.

 

  • La estructura o chasis: hay que asegurarse de que no esté torcido,sobre todo si se ha producido una caída o choque, ya que los golpes producen ciertas fuerzas de torsión que pueden doblar o deformar elchasis, lo que genera grandes peligros a la hora de conducir, provocando inestabilidad o vibraciones inesperadas.
  • El motor: se sugiere revisar el nivel de aceite periódicamente. Hay distintas formas de medirlo, aunque generalmente se utiliza una varilla indicadora, no obstante, cada moto posee su manual de servicio y allí está indicado el modo correcto de realizar esta tarea. Lo mismo sucede con el cambio de aceite y filtro. En promedio, el cambio de aceite debe efectuarse a los 7.500 kilómetros. Otros aspectos a los que hay queestar atentos son el líquido refrigerante, de gran importancia para que el motor funcione a la temperatura adecuada. Tambien se debe prestar atención al filtro de aire, que le permite a la moto “respirar” mejor y a lasbujías, fundamentales para una buena combustión.

¿Sabes que significan las letras y números en una llanta?

¿Qué hacer si te roban el auto?

  • Los frenos: suponen considerar varias cuestiones, entre ellas, el mantenimiento de las pastillas de los frenos ya que su funcionamiento adecuado evita accidentes. Si las pastillas ya tienen muy poco volumen y comienzan a chillar es recomendable cambiarlas inmediatamente.También controlar el nivel de los líquidoy los discos  del mismo, que no deben estar gastados y así garantizar un frenado parejo y seguro.
  • Los neumáticos: inspeccionarlos visualmente para advertir rajaduras, cortaduras, clavos o elementos insertados en su superficie. Si se encuentran desgastados, no hay que esperar mucho para cambiarlos por nuevos.
  • La cadena,  que en algunos modelos es reemplazada por correa o cardan,  debe tener siempre la tensión correcta. Hay formas de inspeccionarla manualmente, tensándola hacia arriba y abajo y midendoese desplazamiento. Debe estar siempre correctamente engrasada y se reemplaza, por lo general, al pasar los 30.000 kilómetros.
  • Las luces: por más que parezca obvio, no se debe circular nunca sin luces adecuadas, ni siquiera de día. Hay que revisar el foco o sistema montado en la parte delantera de la moto. De igual modo hay que revisarlas luces de giro, el faro de posición y las luces de los frenos traseros, que son fundamentales para el posicionamiento y las señales que se realizan a terceros.
  • La batería: debe reemplazarse entre el primer y segundo año del vehículo, y revisarse periódicamente.

Apostando a la prevención, es necesario mantener en constante revisión la motocicleta para evitar accidentes y desgastes que llevan a gastos superiores a los que implica un mantenimiento de rutina.

Fuente: CENEDI, una plataforma de elearning que brinda cursos de oficios.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.