Zumby Pixel

“Upskirting” una forma de acoso sexual

Foto: La Silla Rota

Publicado 12 abril 2018 el 12 de Abril de 2018

por

Historia de Upskirting en México…

Daniel, un usuario de Facebook cuenta saliendo del banco en la CDMX vio a una mujer con un vestido negro y corto. Ambos caminan hacia la misma dirección, Daniel iba varios pasos a tras de ella.

Al llegar a una esquina, como el semáforo se encontró en rojo, ambos vuelven a coincidir, a lo que se sumó “un chavo con una actitud inusual”.

El sujeto se acercó a ella por detrás, con los brazos abajo, sosteniendo una mochila la cual mueve con los pies para tenerla cada vez más cerca de la mujer hasta que quedó debajo de su vestido.

Daniel comenzó a sospechar que algo pasaba, pensó que él estaba grabando debajo de la falda de la joven. Se acercó más al sujeto y se dio cuenta que tenía la mochila abierta y se asomaba un celular.

El semáforo se puso en verde, el chavo se apartó de ella y ambos cruzan la calle. El tipo se llevó la mochila al pecho, momento en el que Daniel comprobó que en efecto tenía un celular con el que grababa por debajo del vestido de la mujer.

Foto: El Dictamen

Daniel comenzó a pensar qué hacer: “Le patearía la mochila, lo confrontaría, le avisaría a la chica o simplemente le daría el golpe en el rostro que merece”.

Mientras caminaba ve a dos policías cruzando la calle, por lo que va con ellos para comentarles el sucedido. Esta opción parecía ser la más viable y razonable.

Daniel le comentó a los uniformados, comienzan a seguir al presunto acosador hasta que lo alcanzan, lo detienen y lo interrogan.

El sujeto en cuestión se puso nervioso, confrontando a Daniel de forma agresiva: “Cálmese, mijo, yo no ando haciendo nada ¡qué anda de pinche chismoso!”.

Daniel le responde: “¡A ver cabrón, saca el pinche celular y en chinga me borras el video, o de mi cuenta corre que no te salvas de esta!” (sic).

El intercambio de palabras provocó que se la gente se reuniera para ver lo que sucedía. La presencia de las personas, los uniformados y las acusaciones de Daniel generaron que el sujeto confesara: “Ya aguanten, dejen lo saco y lo borro”.

El presunto acosador sacó su teléfono y borró el video, pero, para sorpresa de Daniel y los Policías, no era la única grabación, tenía toda una colección.

“No cabrón ya estuvo bueno, oficial mire nada más, el que juraba no tener nada resulto ser acosador serial”, dijo Daniel a los Policías tras ver al menos cinco grabaciones en su celular.

Le quitan el teléfono y encuentran más de 20 grabaciones parecidas.

“Ya jefe, perdón, no lo vuelvo a hacer, tengo una hija”, lamentó el autor de los videos.

Tres policías se suman a la escena y con ellas personas que, sin saber lo que sucedía, pedían con gritos y chiflidos que lo dejaran ir.

Foto: archivo

“Siempre es así jefe, agarramos a uno y se van contra nosotros”, refirió a Daniel uno de los oficiales.
Para que la situación no se fuera a salir del control, Daniel gritó: “¡A ver cabrón, estás viendo cuanta pinche violencia contra la mujer hay y te pones a hacer tus mamadas de grabarles debajo de la
faldas! , ¡Sabes el pedo en que te vas a meter si encontramos una menor de edad en tus videos?, ¿Lo sabes?” (sic).

Tras el grito, las personas callaron y dejaron hacer su labor a los uniformados.

El relato compartido por Daniel a través de redes sociales. En la publicación no detalló si el acosador fue llevado ante las autoridades o si se presentó una denuncia en su contra.

El post tiene mil 124 comentarios, más de 12 mil reacciones y 9 mil 890 compartidos.

Fuente: La Silla Rota

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -