Zumby Pixel

Migrantes centroamericanos protestan en la frontera con EU

La mayoría de los 400 migrantes provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador que en los últimos días arribaron en ómnibus a la fronteriza ciudad de Tijuana
Foto: Agencias

Publicado 29 abril 2018 el 29 de Abril de 2018

por

Un grupo de migrantes centroamericanos protestan esta tarde en la playa de Tijuana, Baja California, en la frontera con San Diego.

Los manifestantes pertenecen a la caravana que inició su recorrido desde Chiapas el pasado 25 de marzo.

Migrantes centroamericanos que a finales de marzo iniciaron una larga travesía rumbo a la frontera de Estados Unidos desatando la ira del presidente Donald Trump, tuvieron que decidir el domingo entre cruzarla ilegalmente en busca de asilo o tratar de permanecer en México.

Autoridades fronterizas de Estados Unidos dijeron el sábado que algunos miembros de la caravana habían sido atrapados intentando cruzar la frontera y alentaron al resto a entregarse a las autoridades.

“Somos un país muy acogedor, pero al igual que tú en tu propia casa, esperamos que todos entren por la puerta de ingreso y respondan las preguntas con sinceridad”, dijo en un comunicado el jefe de la Patrulla Fronteriza de San Diego, Rodney S. Scott.

“A cualquiera que esté relacionado con esta caravana: piense antes de actuar”, dijo Scott en su comunicado, amenazando con procesar a los migrantes que ingresen ilegalmente al país.

Maestra muere en pleno evento escolar (VIDEO)

Desmantelan ‘fábrica de bebés’ y rescatan a 160 niños

“Si alguien los ha alentado a ingresar ilegalmente a Estados Unidos o a hacer declaraciones falsas a funcionarios, les está dando un mal consejo y los está poniendo en riesgo a ustedes y sus familias”, agregó.

La mayoría de los 400 migrantes provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador que en los últimos días arribaron en ómnibus a la fronteriza ciudad de Tijuana había dicho que tenían la intención de buscar asilo en San Diego.

“Tengo frío. Estoy nervioso”, comentó por la mañana Jaime Alexander, de El Salvador, temblando ligeramente. Más tarde, él y algunos otros migrantes irían a la frontera e intentarían solicitar asilo en Estados Unidos.

Autoridades estadounidenses han advertido que podría haber demoras en su capacidad para procesar las solicitudes, y que algunos migrantes tendrán que esperar en México.

Guardia de seguridad en su país, Alexander dijo que huyó después de una amenaza de muerte. Sus pies aún están hinchados por los largos días de caminata mientras el grupo se dirigía a la frontera.

Los asesores legales del grupo les han advertido que no todos tendrán éxito. Los solicitantes de asilo deben demostrar un miedo bien fundado a ser perseguidos en sus países, y a la abrumadora mayoría de los centroamericanos se les niega el refugio en Estados Unidos.

Quienes son rechazados generalmente son deportados a sus países de origen.

Tras el agotador viaje, un estado de ánimo sombrío se apoderó del grupo durante el fin de semana, cuando se enfrentaron a la incertidumbre de un futuro en el que probablemente serán detenidos y separados de sus amigos y familiares.

Abogados estadounidenses especializados en temas de inmigración que trabajaban de forma gratuita en la ciudad escucharon el sábado historias desgarradoras sobre la vida de los migrantes en sus países de origen.

Amenazas de muerte de pandillas, asesinatos de familiares, violaciones por represalias y persecución política en su país son algunas de las razones que los llevaron a huir, dicen inmigrantes y abogados.

Muchos de los inmigrantes que hablaron con Reuters en varios puntos durante su periplo a través de México contaban con poca información sobre sus derechos, pero algunos de ellos narraron historias detalladas de amenazas de muerte.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -