Zumby Pixel

Estudiantes de cine fueron asesinados y disueltos en ácido: Fiscalía

Se informó que el crimen obedece a una presunta pugna entre cárteles antagónicos.

Publicado 24 abril 2018 el 24 de Abril de 2018

por

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que los tres estudiantes de cine desaparecidos el lunes 19 de marzo fueron “asesinados y disueltos en ácido” en una finca que se ubica en la colonia Prado de Coyula, en Tonalá.

En el homicidio de los tres estudiantes, Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos, presuntamente participaron ocho integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dos de ellos fueron detenidos y vinculados a proceso la madrugada de ayer.

El fiscal general Raúl Sánchez Jiménez informó que por el caso fueron detenidos Gerardo “N” y Omar “N”, quienes recibieron dos años de prisión preventiva por parte del juez décimo segundo de control y oralidad. Ambos están acusados por secuestro agravado.

 Con la indagatoria efectuada, se revisaron 15 fincas, se realizaron 400 entrevistas y se aseguraron seis vehículos y 15 armas.

Otro dato que se aportó es que los estudiantes hicieron su grabación en una cabaña, presunta propiedad de la tía de Javier Salomón. Sin embargo, en la investigación se encontró que pertenece a Diego Gabriel Mejía, pareja de una de las administradoras de las estéticas masculinas donde se ejerce la prostitución. Algunos de estos negocios pasaron a manos de la tía de Javier Salomón.

Diego Mejía, actualmente recluido en el Reclusorio Metropolitano, fue detenido en 2015, al interior de la cabaña junto con otras cinco personas que pertenecen al Cártel Nueva Plaza Nueva, cuyo líder es “El Cholo”.

La cabaña era vigilada por Gerardo y Omar, así como por otras tres personas del CJNG, pues existía posibilidad de que ahí acudiera Diego Mejía luego de cumplir con su condena.

Confirman muerte de estudiantes desaparecidos en Jalisco

Conductor se estrella contra luminaria frente a la central de abastos

El hecho de haber realizado la grabación –que era parte de su tarea– al interior de la cabaña, puso en la mira de los integrantes del CJNG a los tres jóvenes, a quienes se les descompuso el vehículo entre el kilómetro 19 y 20 del nuevo Periférico, a la altura del fraccionamiento Colinas de Tonalá. Ese momento fue aprovechado por seis hombres armados quienes se identificaron como elementos de la Fiscalía.

Después fueron trasladados a una finca ubicada en la calle Lechuza 8991, en la colonia Pinar de los Palomas, en Tonalá, para ser interrogados. Ahí falleció Javier Salomón a causa de los golpes, por lo que decidieron eliminar a los otros dos estudiantes de cine. En la casa, que pertenecía a Juan Carlos “N”, alias “El Cansón” –ejecutado el pasado 2 de abril– los peritos hallaron sangre de Jesús Daniel.

En esa finca también se encontraron “conchas” apócrifas de la PGR, así como armas reservadas para uso exclusivo de las fuerzas armadas, además de aros aprehensores.

Los cuerpos fueron llevados a la calle Amapola 450, en la colonia Prados de Coyula, en Tonalá, para ser disueltos en ácido.

En ese sitio, según las indagatorias, se encontraron dos armas de fuego, 46 tinacos de 56 litros y ácido sulfúrico que utiliza la delincuencia para disolver cadáveres, así como más material genético de al menos otras 20 personas. Sin embargo, una perito precisó que éste pudiera ser de los imputados.

El fiscal general dijo que las investigaciones aún no concluyen “para que se salgan a la luz todas las verdades sobre estos lamentables hechos”.

Fuente: Proceso

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -