Zumby Pixel

Confesiones inhumanas del rapero Qba ante un juez

El rapero de 24 años de edad, autor de varios videos que han tenido casi 700 mil vistas en YouTube.

Publicado 30 abril 2018 el 30 de Abril de 2018

por

Christian “N”, el rapero Qba que disolvió en ácido los cadáveres de tres estudiantes de cine en Jalisco, fue contratado por el Cártel Jalisco Nueva Generación, CJNG, en un taller mecánico al que entró a trabajar.

El sujeto que lo contrató, apodado El Cochi, le ofreció “los 1,500/2,000 pesos por la chamba en el taller” y “aparte 3,000 pesos a la semana por otro jale”.
De la declaración que Qba rindió ante un juez de control se desprende que un día vio la manera en que los encargados de la plaza de Tonalá, Jalisco, mataron a tres presuntos ladrones que robaban sin autorización del cártel.

Cuando ese asesinato fue perpetrado, El Cochi le dijo “que ya había visto cómo se mataba a un cabrón”, que “esto es lo que hacían ellos, y que en su momento yo iba a hacer lo que hacían ellos. Esto es que yo iba ser: sicario”. El Cochi le dijo que lo que acababa de ver “no era nada”.

“Le dije que sí le entraba”.

Al lado de unos tinacos estaba el cadáver desnudo “de uno de los chavos que matamos en el taller del Cochi”.

El Cochi le ordenó asomarse al interior de un tinaco. “Vi que estaba otro de los morros que habíamos matado en el taller, también estaba desnudo; me dijo que agarrara el cadáver del morro que estaba afuera del tinaco. Lo aventamos de cabeza al mismo”.

Cuando los tres cuerpos estuvieron colocados, le pidieron que “hiciera el paro de arrimar los botes con líquidos transparentes”.  Supo que contenían ácido, “porque al respirar calaba”.

Estudiantes alistan marcha por asesinato de jóvenes en Jalisco

Estudiantes de cine fueron asesinados y disueltos en ácido: Fiscalía

Le ordenaron entonces que acercara una manguera y abriera la llave del agua. Qba observó que en cuanto el agua cayó en el tinaco “hizo reacción con el ácido y se escuchaba que burbujeaba y empezó a salir humo y olía muy feo, como a animal muerto”. Después, taparon el tinaco, lo sellaron con cinta y se retiraron.

De aquel tinaco, relató Qba, salieron “como siete botes de líquido café con un olor a animal muerto espeso, y como estaba espeso lo batíamos con un palo de escoba para que saliera por el desagüe del tinaco”.

Aquello fue todo lo que quedó de tres seres humanos. “De esos no quedó ni un hueso; todo se hizo líquido”, le dijo Qba al juez.

Nadie vio lo que hicieron. Vaciaron el contenido de los botes sobre la tierra y la hierba, y luego regresaron a la casa.

En la madrugada del 20 de marzo pasado, Qba recibió una llamada. “Habían trabajado e iban a ‘pozolear’”, relató el rapero.

Esta vez, a un lado del grupo de tinacos, estaban tres personas sin vida. Los habían colocado desnudos, boca arriba, en fila. Dos de ellos tenían marcas de soga tanto en el cuello como en las muñecas. El tercero presentaba golpes en la cara y el cuerpo.

En la pierna izquierda tenía una herida, “como si fuera un golpe y sangre”. “No tenían signos, no respiraban”, testificó Qba.

Metieron dos cuerpos en un tinaco y al tercero, “de barba abundante como rojiza”, lo introdujeron en otro.

Al terminar de encintar los tinacos, Qba trapeó el piso con cloro “para disimular el olor del ácido con los cadáveres”.

El Cochi le dijo “que no me parara en Tonalá en unos días”. Más adelante le marcó a su celular y le repitió “que no me arrimara a Tonalá, que luego me contactaban para pagarme, según eso porque la habían cagado”.

“Comencé a ver en las noticias para ver qué era lo que había pasado y vi que habían desaparecido tres estudiantes, que los habían ‘levantado’, y al momento en que pasaron las fotos de los desaparecidos me di cuenta de que se trataba de los cadáveres que yo ayudé a ‘pozolear’.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -