Zumby Pixel

Papa Francisco se reúne con víctimas de abusos sexuales de cura chileno

Inició este viernes los encuentros con tres de las víctimas de abusos sexuales a menores cometidos por el cura chileno Fernando Karadima, que viajaron a Roma tras la polémica por el caso
Foto: Agencias

Publicado 27 abril 2018 el 27 de Abril de 2018

por

El papa Francisco inició este viernes los encuentros con tres de las víctimas de abusos sexuales a menores cometidos por el cura chileno Fernando Karadima, que viajaron a Roma tras la polémica por el caso, confirmó el Vaticano.

“Que sea el fin de la cultura de abusos y encubrimiento por los obispos y la Iglesia”, dijo Juan Carlos Cruz, una de las víctimas, en una breve rueda de prensa que ofreció hoy en Roma junto a José Andrés Murillo y James Hamilton.

“José (Andrés Murillo) empieza a juntarse con él (el papa) en un ratito más”, confirmó Cruz.

No está previsto emitir ningún comunicado oficial sobre el contenido de los encuentros, por expreso deseo del Papa, cuya prioridad es escuchar a las víctimas, pedirles perdón y respetar la confidencialidad de estos coloquios, señaló el Vaticano.

Las tres víctimas se encuentran en la Casa Santa Marta, una residencia cercana a la sacristía de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, donde fueron invitados por Francisco para “escucharlos en todas aquellas sugerencias que puedan realizarle para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables”, señaló hace dos días Greg Burke, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“Es muy significativo estar aquí, sobre todo porque la invitación ha sido para conversar y recibir sugerencias en el tema del abuso sexual clerical (…) nos hemos ido transformando poco a poco en representantes de muchas personas que han sufrido abusos”, dijo Murillo, abogado de profesión.

“Mi hijo fue violado por otro niño mientras jugaban”… Atención padres…

Celular delató a mujer que grababa porno con joven de 14 años

“Queremos poner aquí el nombre de muchas personas que fueron víctimas de abusos sexual clerical, algunos de ellos se quitaron la vida, otros siguen sufriendo y luchando junto a nosotros”, agregó.

Por su parte, el médico Hamilton dijo que lo de los abusos no es solamente un asunto de ellos tres: “Sepan que esto no es un tema nuestro, es un tema de todos y lo haremos lo mejor posible. Como siempre, agotaremos todas nuestras instancias, siempre con respeto y espíritu de colaboración”.

Cruz, periodista de profesión y residente en Estados Unidos, había declarado el jueves a medios chilenos que espera que los cardenales Francisco Javier Errázuriz y Ricardo Ezzati, además de otros miembros de la Iglesia, “sean removidos para siempre” de sus funciones.

“Es gente que lo único que ha hecho ha sido destruir a la Iglesia y ser tóxico al lado del papa”, agregó.

Las entrevistas del papa argentino, que en principio le había restado importancia al caso, seguirán el sábado con Hamilton y concluirán el domingo con Cruz, informaron medios chilenos. El próximo lunes se reunirán los tres con el Sumo Pontífice.

El inédito encuentro tiene lugar tres semanas después de que Francisco enviara una carta a los obispos chilenos en la que les dijo sentir “dolor y vergüenza” tras conocer los informes del obispo de Malta Charles Scicluna, enviado suyo a Chile para investigar el presunto encubrimiento del obispo Juan Barros sobre abusos sexuales cometidos a menores por Karadima.

Scicluna llegó en febrero y recogió más de medio centenar de testimonios de quienes acusan al obispo Barros y a otros miembros del clero chileno de haber presuntamente presenciado y encubierto los abusos de Karadima, sancionado en 2011 por la Santa Sede a un retiro de por vida de sus funciones.

En la misiva, el papa admitió haber “incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada” sobre el asunto.

En ese mismo mensaje, el papa convocó a los obispos chilenos a Roma para dialogar sobre las conclusiones de la visita del obispo maltés, incluido el cuestionado Barros, quien confirmó su asistencia. El viaje podría concretarse a mediados de mayo.

El caso sobre el obispo Barros, quien niega las acusaciones, cobró altura después de que acompañara al papa Francisco en todas las misas que ofició en Chile en el marco de la gira que realizó entre el 15 y el 18 de enero.

Barros, de 61 años, es actualmente el obispo de la diócesis de Osorno, en el sur de Chile, designado por el propio Francisco en 2015. Desde su llegada al cargo, feligreses de la zona han demandado su renuncia.

A pesar de las acusaciones en su contra, en esa visita Francisco defendió a Barros al afirmar que no había una sola prueba en su contra. “Todo es calumnia”, señaló en esa oportunidad.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -