Zumby Pixel

Niegan habeas corpus para evitar prisión de ex presidente brasileño Lula da Silva 

Lula da Silva podría ser preso en un plazo de algunas semanas
Lula da Silva tienen un plazo de hasta el 10 de abril para presentar embargos secundarios. Foto: Xinhua

Publicado 05 abril 2018 el 05 de Abril de 2018

por

  BRASILIA, (Xinhua) — El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil negó en la madrugada de este jueves el habeas corpus solicitado por la defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar que sea preso antes de que se agoten las instancias de apelación en la causa por la que fue condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión.

 La votación fue por 6 votos en contra de la concesión del habeas corpus y 5 a favor, decidida por el voto de la presidenta de la Corte, Carmen Lúcia.

En una prolongada sesión de 11 horas, acompañada en directo por gran parte de la población, el STF definió que el ex mandatario podrá comenzar a cumplir la pena prescrita por un tribunal de segunda instancia, cuando terminen los recursos en esta instancia.

Los especialistas estiman que Lula da Silva podría ser preso en un plazo de algunas semanas, lo que lo alejará definitivamente de la posibilidad de postularse a la presidencia en las elecciones de octubre.

Ahora, la presidenta del STF, Carmen Lúcia, debe remitir la decisión al juez de primera instancia Sergio Moro, que a su vez firmará la orden de detención, que puede ocurrir este jueves.

Sin embargo, los abogados de Lula da Silva tienen un plazo de hasta el 10 de abril para presentar embargos secundarios, lo que normalmente son juzgados rápidamente y considerados recursos que tienen apenas el objetivo de retrasar la ejecución de la sentencia.

La decisión de la Corte Suprema sobre el caso era esperada con gran expectativa por sus consecuencias sobre el proceso electoral, puesto que el ex mandatario lideraba hasta el momento todas los sondeos de intención de voto.

En enero, Lula fue condenado por los delitos de lavado de dinero y corrupción pasiva en segunda instancia por el TRF-4 (Tribunal Regional Federal de la 4ª Región) de Porto Alegre.

La condena se refiere a la acusación de que habría recibido un departamento triplex en la ciudad de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, de la constructora OAS, a cambio de favorecer a la empresa en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

La defensa niega las acusaciones, en función de que el inmueble permaneció formalmente bajo propiedad de OAS, y afirma que el ex presidente fue condenado sin pruebas.

Con la decisión alcanzada en la madrugada del jueves, la Corte Suprema ratificó una resolución del año pasado por la cual definió que condenados en segunda instancia podían ser presos para cumplir las condenas antes de que se agotaran las apelaciones.

 La defensa alegó que la Constitución asegura que una persona sólo puede ser presa cuando concluye el “trámite en juzgado” de una causa, por lo que en el caso en cuestión habría que esperar el resultado de la apelación a tribunales superiores, aún pendiente en el caso de Lula da Silva.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -