Zumby Pixel

Joven fue quemado con agua hirviendo y golpeado con un martillo por su novia

Es la primera vez que se condena a una mujer por un delito de ese tipo en Inglaterra.

Publicado 18 abril 2018 el 18 de Abril de 2018

por

Alex Skeel y Jordan Worth se conocieron a los 16 años cuando cursaban la secundaria en Inglaterra, y lo que al principio parecía una linda relación, se convirtió en una pesadilla.

Tras seis años de noviazgo, una mujer fue sentenciada a siete años de prisión, acusada de torturar a su pareja, a quien aisló de su familia, sometió a múltiples lesiones físicas y le negó el alimento.

Jordan comenzó a controlar a su novio, ella decidía lo que debía vestir, le rompió sus teléfonos celulares para que no se comunicara con amigos y familiares, luego llegaron los golpes, incluso Alex tuvo que ser hospitalizado varias veces.  En una ocasión, la joven persiguió a Alex y lo golpeó en las manos y en la cara con un martillo, después con una botella de cerveza le pegó en la cabeza y lo dejó inconsciente.

Muere ‘Don Celino’, el hombre más viejo del mundo

Maestros también son víctimas de la inseguridad en Veracruz

El martirio de Skeel llegó a su fin cuando en una noche de 2017, un vecino alertó a las autoridades tras escuchar gritos en la casa de la pareja. Los paramédicos atendieron al joven que tenía varias heridas en mano y quemaduras en brazos y piernas, las cuales había tratado de curar él mismo.

En el juicio se supo que Worth le había lanzado agua hirviendo a su pareja, lo que le causó quemaduras de segundo y tercer grado.  “En el hospital me dijeron que estaba a 10 días de morir“, dijo Skeel, quien fue sometido a varias operaciones de cerebro, cabeza y manos.

La policía de Bedforshire, en el este de Inglaterra, informó a la BBC que esta es la primera condena por comportamiento controlador coercitivo que se dicta contra una mujer en Reino Unido.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -