Zumby Pixel

¡Embalsaman viva a mujer que se hizo cirugía menor!

Haciendo acopio de la poca energía que le quedaba, le dijo a su madre “Mamá, me muero“
Foto: Agencias

Publicado 10 abril 2018 el 10 de Abril de 2018

por

Ekaterina Fedyaeva fue al hospital para quitarse quistes ováricos, pero el personal le inyectó por error líquido con formaldehído, que se utiliza para embalsamar cadáveres.

La joven rusa de 28 años asistió a un centro médico de la región de Ulyanovsk, al oeste de la Federación Rusa, para ser internada en la Unidad Central de Salud Clínica el 15 de marzo pasado.

Sin embargo, lo que sería una operación preventiva de rutina, acabó en un caso más de negligencia médica que reclamó la vida de Fedyaeva pues durante el procedimiento para extirpar sus quistes, se cometió un error fatal.

Según informan agencias noticiosas locales, luego de terminar la operación quirúrgica para la que Fedyaeva había acudido al hospital, trabajadores médicos de la institución la inyectaron por error y cuando se dieron cuenta, intentaron hacer una limpieza de su organismo en un intento por eliminar la sustancia, sin éxito.

Según medios rusos que citaron a voceros de la oficina del Departamento de Investigación Criminal de Rusia en la región de Ulyanovsk, en lugar de administrarle solución salina, típico procedimiento para operaciones ováricas, le inyectaron una solución con formaldehído que se distribuyó rápidamente por todo su cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Debido a que la vida de la joven estaba en riesgo, fue trasladada de la Unidad Central de Salud Clínica a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Clínico Regional Ulyanovsk, donde se intentó estabilizarla.

Ya en el hospital y tras un exhaustivo proceso de limpieza, los médicos lograron reanimar a Ekaterina, que, haciendo acopio de la poca energía que le quedaba, le dijo a su madre “Mamá, me muero“.

Tras semanas en cuidados intensivos, Ekaterina Fedyaeva murió el jueves pasado.

Rashid Abdullov, ministro de Salud de la región, indicó que ya se organizó una comisión especial para investigar qué sucedió con la joven y determinar de quién fue la culpa exactamente.

El ministro prometio a los medios locales imponer medidas disciplinarias a los empleados que inyectaron a Ekaterina por error.

“Expreso mis más sinceras condolencias a los familiares y amigos de Ekaterina Fedyaeva. Es una gran tragedia. Brindaremos toda la asistencia necesaria a la familia. Todos los funcionarios culpables ya han sido responsabilizados, los cuerpos de investigación continúan trabajando,” indicó el ministro a través de su cuenta oficial de Twitter.

Como consecuencia de la muerte de la joven rusa, el domingo 8 de abril se anunció una investigación federal sobre todos los hospitales de la región con el fin de evitar más casos de negligencia médica.

De acuerdo al Centro para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC), un adulto puede morir tras ingerir apenas 30 mil de una solución con 37% de formaldehído.

En el caso de Ekaterina, no se reveló cuál fue la dosis que el personal de la clínica le inyectó por error.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -