Zumby Pixel

¡Revolución comestible! Envases biodegradables

Con esta idea en mente se han creado vasos, popotes, platos, tenedores y bolsas desechables; biodegradables e incluso comestibles.
Imagen: Redes Sociales

Publicado 09 abril 2018 el 09 de Abril de 2018

por

Javier Lendeche / El Dictamen

La diversificación de los materiales que utilizamos para producir objetos cotidianos no es nada nuevo, constantemente se ha buscado innovar en la búsqueda de mayor practicidad. Afortunadamente, la innovación consiente se ha convertido en una tendencia a nivel mundial. Después de preguntarnos una y otra vez si deberíamos dejar de consumir desechables, algunos visionarios concluyeron que lo mejor sería cambiar la manera de hacer esos desechables.

Con esta idea en mente se han creado vasos, popotes, platos, tenedores y bolsas desechables; biodegradables e incluso comestibles.

Loliware

Loliware es una empresa de desechables con un giro bastante singular, pues sus productos son enteramente comestibles. Su primer producto consistía en una serie de vasos consumibles y, por lo tanto, biodegradables. Gracias a su éxito decidieron fabricar los popotes Lolistraw.

Tanto los popotes como los vasos tienen una caducidad estimada de 24 meses por lo que no deberías preocuparte por su uso. Después de cumplir su vida útil se degradan como cualquier otro alimento, proceso que se acelera en el agua donde se desintegran en apenas 24 horas. Además, los popotes cuentan con saborizantes orgánicos derivados de frutas y verduras.

Avani Eco

Su principal producto es la bolsa de yuca biodegradable. Las bolsas están hechas de material puramente 100% bio-basado y es ampliamente considerado como uno de los costos más bajos para el bioplástico basado en la yuca. Uno de las principales ventajas al usar una bolsa de yuca es que, al llegar al mar, se disuelve y no deja ningún residuo tóxico. El tiempo máximo durante el cual la bolsa existe es de 100 días, pudiendo ser digerido por animales marinos sin ningún inconveniente.

Imagen: Redes sociales

Entelequia

Toda la gama de desechables de entelequia están hechas de fibras naturales, no de petróleo. Son flexibles, resistentes y seguros. La mayoría de los modelos incluso pueden usarse en el microondas ya que generan sustancias dañinas ni cambian el sabor de los alimentos.  Además pueden convertirse en composta, pues se reintegra en el ambiente en un máximo de 240 días, según sus creadores.

Estamos ante un boom de productos comprometidos con el ambiente, tanto así que actualmente es posible encontrar más de una opción ecológica para cada necesidad. Te invitamos a ver el siguiente vídeo y continuar buscando productos amigables con el ambiente.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.