Zumby Pixel

¿Puede el concreto purificar el aire?

El material fue desarrollado por integrantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM) como una contribución para proteger al medio ambiente.
Imagen: Pixabay

Publicado 29 abril 2018 el 29 de Abril de 2018

por

Javier Lendeche / El Dictamen

Desde que la tecnología revoluciono a la industria con la primera máquina de vapor a mediados del siglo XVIII, la ciencia ha tenido a bien continuar con la labor de transformar nuestras vidas. Ya sea simplificando procesos, planteando alternativas o descubriendo necesidades, la tecnología ha marcado un antes y un después en la humanidad.

En los últimos años, hemos vivido un boom de tecnologías ecológicas, cientos de personas en todo el mundo tomaron la iniciativa de reestructurar la tecnología actual para reducir nuestro impacto con el medioambiente. Un claro ejemplo de reestructuración lo encontramos en el Concreto Fotocatalítico, un tipo de material de construcción capaz de purificar el aire y agua de lluvia.

El material fue desarrollado por integrantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM) como una contribución para proteger al medio ambiente. Las placas de concreto fotocatalítico tienen la capacidad de purificar las partículas dañinas que flotan en el aire, hasta en un 30 por ciento. El material funciona gracias a una reacción química llamada fotocatálisis, la cual utiliza los rayos ultravioletas para degradar los óxidos nitrosos del ambiente y convertirlos en nitratos, los cuales son compuesto inorgánicos que (generalmente) no son perjudiciales para la salud.

Otra característica importante del material es su capacidad para dejar pasar el agua. El ingeniero civil Héctor Martínez, encargado de la fabricación de los moldes, explicó que al dejar pasar el agua esta se reintegra directamente en las reservas del subsuelo, evitando que el líquido se contamine al pasar por alcantarillas.

Actualmente se está trabajando para poder llevar el proyecto a todas las instancias posibles, desde proyectos comunes de construcción hasta estructuras que protejan a edificios históricos. Incluso, dada la resistencia del material, se puede emplear en la construcción de banquetas, jardines e incluso estacionamientos.

Imagen: Pixabay

El material se encuentra ya en producción, fabricado por la empresa Ingenia Concretos (fundada por los mismos estudiantes), de momento la empresa no cuenta con una planta de gran tamaño por lo que la producción se efectúa de forma artesanal, teniendo un precio final de 200 pesos por metro cuadrado.

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales, solo tienes que apuntar la cámara de tu celular al  código QR que aparece en la sección y estarás al pendiente de noticias relacionadas con el medio ambiente. ¡Sé parte del cambio!

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -