Zumby Pixel

Películas en donde sus actrices se la pasaron desnudas todo el tiempo y no son eróticas

Ni una mantita les echaban pal frío!

Publicado Hace 4 horas el 16 de Abril de 2018

por

Naturalmente están las películas de género erótico (y en el cine X es requisito imprescindible). Pero más allá de las eróticas, nudies y sexplotations, destaquemos algunas que por su curiosidad o porque no pertenecen estrictamente a estos géneros sino a la aventura, drama, ciencia-ficción, terror, thriller o la comedia.

 

Alba Ribas en ‘El cadáver de Anna Fritz’ (2015)

Intriga y deseo en la morgue. El cuerpo sin vida de una atractiva actriz despertará los instintos más bajos de un grupo de amigos. Poco o nada parece importarles que esté muerta, o no… La película del balear Héctor Hernández Vicens contaba con un claro precedente, aún más salvaje y repulsivo, la norteamericana Deadgirl(2008).

Amanda Donohue en ‘Robinson Crusoe por un año’ (Castaway, 1986)

Bastante antes que el bueno de Tom Hanks se las tuviera que apañar en solitario en Náufrago (2000), el personaje que interpretó Oliver Reed, un escritor, se lo montó mucho mejor buscando a una compañera que quisiera acompañarle en su aventura en una paradisíaca isla del Pacífico. A su propuesta respondió una camarera de 25 años, interpretada por la actriz británica Amanda Donohue. Ellos eran la pareja protagonista en esta ficción, pero basada en hechos reales.

Béatrice Dalle en ‘Betty Blue’ (27º2 le matin, 1986)

Tampoco es que se pasara las tres horas que duraba la versión del director, de Jean-Jacques Beineix, desnuda; pero escenas tórridas, sin nada de ropa, o poca, no le faltaron a la francesa Béatrice Dalle. Betty Blue la catapultó como uno de los mitos eróticos de a finales de los 80.

Betsy Rue en ‘San Valentín sangriento 3D’ (My Bloody Valentine, 2009)

Es lo que tiene intentar escapar de un psycho killer suelto y sin miramientos, que para salvar la vida uno tiene que poner tierra de por medio justo con lo que lleve encima, aunque no sea nada. El remake en 3D de un pequeño clásico del slasher, de 1981 y nacido al amparo del éxito de Viernes 13, nos brindó una inolvidable interpretación de la rubia Betsy Rue.

El tierno mensaje de Montserrat Oliver a su novia

Demi Lovato y su atrevida pose en traje de baño

Cerina Vincent en ‘No es otra estúpida película americana’ (Not Another Teen Movie, 2001)

Sus responsables intentaron crear una de esas comedias desmadradas para adolescentes que estuviera por encima de la media. Lo lograran o no al menos nos dejó con la actriz y modelo estadounidense Cerina Vincent (por cierto, ex Power Ranger en una serie televisiva de 1999) en plan estudiante extranjera nudista (aunque para la versión estrenada en cines se tuvieron que realizar algunos cortes).

Christina Ricci en ‘Más allá de la muerte (After.Life)’ – (2009)

El tema de la morgue y los cadáveres sigue dando su fruto. En este caso, el personaje de Christina Ricci despertaba, después de haber sido dada por muerta tras un accidente de tráfico, sin poder hablar ni moverse y en manos del dueño de una funeraria (nada menos que Liam Neeson) dispuesto a finiquitarla del todo o… quizá ayudarla.

Elizabeth Berkley en ‘Showgirls’ (1995)

Elizabeth Berkley y Showgirls… solo decir que se ha convertido, ella y la película, en un clásico ya de estas secciones.

Elena Anaya y Natasha Yarovenko en ‘Habitación en Roma’ (2010)

Después de los varapalos de la crítica y el pinchazo en taquilla de su Caótica Ana (2007), el director donostiarra Julio Medem, bastante molesto, aseguró que su siguiente película sería “difícil de hacer y fácil de ver”, y de presupuesto muy ajustado. Cumplió su promesa tres años después con el estreno de Habitación en Roma, y ahorrando prácticamente todo lo relativo a vestuario para sus protagonistas.

Irene Bagach en ‘Cashback’ (2008)

Al director inglés Sean Ellis (Metro Manila) le gustó tanto el corto que él mismo había dirigido en 2004 que decidió convertirlo en largometraje. La historia es la de un joven con alta sensibilidad artística que trabaja en un supermercado, en el turno de noche, para hacer frente al insomnio que le produce el que su novia le haya dejado. Para entretenerse se imaginará que puede congelar el tiempo y recrearse así con los detalles, especialmente, de sus clientas más de buen ver, como la actriz y modelo ucraniana Irene Bagach (muy secundaria en el filme, pero protagonista absoluta en el póster de promoción de la película).

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

US - US -