No se encontramos en los primeros días del segundo trimestre de este año 2018, un año electoral en el que a diferencia de otras contiendas existe un gran nerviosismo en los inversionistas nacionales y extranjeros en cuanto a sus planes de inversión directa en el territorio. Aunado a lo anterior, los problemas financieros y las presiones inflacionarias amenazan con desatar un aumento de precios por encima de lo previsto por banco de México.

Por último, la reciente guerra económica declarada entre los Estados Unidos de América y China que han provocado la caída drástica dramática de las bolsas a nivel mundial consecuentemente agrava nuestro panorama económico doméstico.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.