Zumby Pixel

Piensa Carlos Navarro en una medalla de Tokio 2020

Está de visita en Veracruz, en la Copa de la Amistad.
Carlos Navarro seleccionado nacional de Tae Kwon Do. Foto Javier Tello.

Publicado 14 abril 2018 el 14 de Abril de 2018

por

De visita a Veracruz el taekwondoín mexicano Carlos Navarro, número uno del mundo en combate, ha marcado su camino en el lugar de honor de la clasificación de la Federación Mundial de Taekwondo.

Carlos Rubén Navarro Valdez, oriundo de Ciudad Juárez, este año es clave para su desarrollo como atleta de alto rendimiento, ya que no solo se plantea estar en la cima, sino hacer historia en las próximas competencias, como es el caso de los Juegos deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

“Antes de eso tengo un selectivo de evaluación de combate para poder clasificarme, y me estoy preparando muy fuerte para eso, después los Centroamericanos, Campeonato Panamericano, los Grand Prix, que es lo más importante de este año”. Dicha evaluación será en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR).

“Lo que tenemos que afinar en este momento en cuestión de estrategia es muy específico, me siento muy bien físicamente, ya será contra los rivales lo que tengamos que hacer”.
Navarro Valdez, tiene muy en claro quiénes serán sus rivales a vencer en sus próximos combates internacionales, como son los coreanos, españoles y tailandeses con quienes regularmente tiene buenos combates.

A nivel regional, Republica Dominicana y Colombia son los fuertes.

Exitoso desarrollo de la Copa de la Amistad Veracruz 2018 

Alistan Clínica de Tenis gratuita

Ante la gran responsabilidad que es y mantenerse número uno a nivel internacional se dice tranquilo y sabe cómo manejarlo, “lo estoy tomando con mucha seriedad”.

El taekwondoín mexicano como lo dice él, “tengo la espina clavada”, y es que en los Juegos Olímpicos Río 2016, se quedó a la orilla de obtener una medalla de bronce en los 58 kilogramos. Tokio 2020 está en su mira.

“Para mí sería muy especial, para quitarme esa espinita clavada que Río me dejó, ese combate a donde me quede a dos puntos de ser medallista olímpicos, faltan dos años para la clasificación a Tokio y cualquier cosa puede pasar, primero tengo que enfocarme paso a paso, y no adelantarme, primero es clasificar, qué más quisiera yo una medalla de oro”.

Ante el cambio generacional que vive la disciplina en México, para el norteño no es algo que en este momento le incomode, “en bastantes categorías los veteranos ya van terminando sus carreras, está llegando gente muy joven, pero yo trato de hacer lo mío, mi trabajo bien, el objetivo y el sueño es Tokio 2020, ya después de eso, no sé qué vaya a pasar, pero si es cien por ciento que hasta el 2020, 2021 es a donde yo veo mis mejores años”.

Para finalizar, el mundialista mexicano reconoce a Veracruz como una potencia de la especialidad en el país.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ

- US -