Zumby Pixel

El hombre de los tres rostros

Permaneció dos meses "sin cara" y en reanimación en el hospital
"Tengo prisa por librarme de todo esto", dijo con Hamon con dificultad y cansado por el fuerte tratamiento que recibe.

Publicado 18 abril 2018 el 18 de Abril de 2018

por

Tiene 43 años y tiene ha recibido el rostro de un joven de 22 años. El francés Jérôme Hamon se ha convertido en el primer paciente en el mundo en someterse a dos trasplantes de cara tras superar una segunda operación en el hospital Georges-Pompidou de París, donde continúa hospitalizado mientras se recupera.

Hamon, de 43 años, pasó por el quirófano la noche del 15 al 16 de enero de la mano del cirujano plástico Laurent Lantieri, que ya le había operado en 2010 en el hospital Henri-Mondor de Créteil, cerca de París.

De momento, su rostro permanece terso e inmóvil y no se ajusta a la forma de su cráneo, pero su aspecto debería mejorar poco a poco, a condición de que funcione el tratamiento inmunodepresor para impedir un nuevo rechazo del injerto.

“Me siento muy bien”, dijo Hamon en un encuentro con la prensa la semana pasada. “Tengo prisa por librarme de todo esto”, añadió, hablando con dificultad y cansado por el fuerte tratamiento que recibe.

Hamon padece neurofibromatosis-1 o “enfermedad Von Recklinghausen”, un mal genético que le provocó la deformación del rostro.

¿Subiste estos “datos” a Facebook? ¡Bórralos inmediatamente!

SALUD: ¿En qué consisten las prótesis de pene?

El primer trasplante parecía un éxito hasta que en 2015 le recetaron para una gripe un antibiótico incompatible con su tratamiento inmunodepresor, cuyo objetivo es evitar que el cuerpo rechace la nueva cara.

A partir de ese momento, su nuevo rostro se fue degenerando, por lo que volvió a ser internado. Permaneció dos meses “sin cara” y en reanimación en el hospital Pompidou, a la espera de que la agencia francesa de biomedicina encontrara un donante compatible.

“Todo el equipo de reanimación quedó impresionado por la valentía de Jérôme, su voluntad, su entereza en una situación trágica. Porque entonces estaba en una situación de espera y nunca se quejó. Al contrario, tenía bastante buen humor”, contó a la prensa Bernard Cholley, anestesista del Georges-Pompidou.

El donante fue finalmente un joven de 22 años, fallecido a varios cientos de kilómetros de la capital francesa.

Ahora, tres meses después de ese trasplante inédito, el paciente sigue un tratamiento inmunodepresor, y asegura sentirse “muy bien”, según recogieron varios medios. “Tras el primer trasplante, acepté inmediatamente el injerto. Lo consideré como un nuevo rostro, y ahora es lo mismo”, aseguró Hamon. “Si no hubiera aceptado esa nueva cara habría sido un drama. Efectivamente, es una cuestión de identidad (…) Pero ahora está bien, soy yo”.

En todo el mundo se han realizado 40 trasplantes de cara desde que se llevó a cabo el primero, el de la francesa Isabelle Dinoire, en 2005.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -