Zumby Pixel

Vacío legal en Código Penal en delitos contra violencia de género

Condena abogado René Liñero actos de acoso e intimidación hacia pasajeras del transporte urbano
Vacío legal en Código Penal en delitos contra violencia de género

Publicado 16 abril 2018 el 16 de Abril de 2018

por

Por: Isaura Tapia Carranza

El abogado especialista en Derecho de Amparo, René Liñero Baqueiro, condenó los casos de acoso en el transporte público y consideró que aún existen vacíos en el Código de Procedimientos Penales del Estado de Veracruz para la adecuada aplicación de la justicia en casos constitutivos de un delito contra la Violencia de Género, ésto al referirse a las denuncias hechas en redes sociales por usuarias de unidades de transporte urbano, quienes fueran intimidadas sexualmente por pasajeros varones que practicaban la masturbación a un costado de ellas.

Al respecto, dijo que en el Código Penal para el Estado de Veracruz, en sus artículos 190 y 191, se establecen dos conductas distintas entre sí; una que es el Acoso Sexual y la otra es el Hostigamiento Sexual, en donde la primera se refiere a los elementos del delito que impondrán una sanción a una persona que con ánimos lascivos acose reiteradamente a otra persona independientemente de cualquier sexo; mientras que el hostigamiento es una conducta muy similar y que requiere para que se configure el delito, el que la persona se haga valer de una ventaja jerárquica o una condicionante de poder, ya sea del ámbito laboral, familiar o educativo, y que demanda que haya una relación entre la víctima y el victimario.

“Aquí tenemos un vacío legal que también se está dando en otros estados de la república, inclusive, en la Ciudad de México, que es el que, uno, el elemento reiteración, el que el acoso debe ser reiterado no un elemento o un evento único y aislado como es el caso en cuestión; y dos, los criterios que están habiendo en este sentido de acoso implican que haya un contacto físico por mínimo que sea. Si no hay contacto físico, no hay ese acoso al que se refiere el tipo penal”, detalló.

Asimismo, recordó que existe otro capítulo en materia de género que se refieren a la violencia sexual aunque no está lo suficientemente descrito ni claro en cuanto a la conducta que se considera “Maltrato sexual” porque básicamente se refiere a ataques sexuales directos.

¿Qué hacer si eres víctima de acoso sexual en un autobús?

Profeco bloquea parquímetros

Añadió que este tipo de situaciones que se han presentado en Veracruz han sido materia de análisis en otras partes del país, en donde debido a estas conductas y a estos “Vacíos legales” se les consideran sólo “Actos de exhibicionismo”, lo cual sólo es sancionable desde el punto de vista administrativo, como sería el mostrar partes íntimas del cuerpo públicamente, hacer sus necesidades fisiológicas en la calle o alterar el orden y la penalización podría ser un arresto hasta por 36 horas que es el máximo que establece la constitución.

“Puede que le reciban la denuncia pero al momento de desentrañar los elementos del tipo penal, es altamente probable que se cayera en la conclusión de que no había delito sino sólo una falta administrativa (…) No podríamos concluir que hay delito, aunque ciertamente te hace pasar un muy mal rato y es una conducta sumamente desagradable y que en mi particular punto de vista sí atenta contra la dignidad de la mujer”, insistió.

En este tenor, indicó que es la legislatura del estado la que debe hacer modificaciones o adiciones al Código Penal para que se prevean este tipo de conductas exhibicionistas, que dañen la dignidad y que lo consideren maltrato hacia la mujer.

Por su parte, explicó que el exhibicionista tiene un perfil psicológico muy bien definido, que normalmente es una persona del género masculino con mucha inseguridad en su vida sexual, que le teme a sus contrarios y la excitación sexual del exhibicionista consiste básicamente en el temor que genera su actuar en la víctima, por eso es que usualmente escogen mujeres jóvenes.

Por tal motivo, el jurista recomendó a las víctimas, siempre y cuando no exista contacto físico o reiteración, el guardar la calma y no entrar en pánico; pedir auxilio de manera inmediata con la persona más inmediata para evidenciar a la persona; y de ser posible entrar al terreno de la burla y/o ridiculizar con la finalidad de desarmar al exhibicionista.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -