Zumby Pixel

Para Ti

Publicado 18 marzo 2018 el 18 de Marzo de 2018

por

Martha Elsa Durazzo M.

Gracias al espacio que nos brinda El Dictamen Decano de la prensa Nacional, continuamos esta semana dedicando nuestra columna a mujeres admirables de nuestro estado, que enriquecen con su acervo cultural nuestro inclusivo grupo de Escritores Veracruzanos A.C. Escritoras que han ido cultivando y enriqueciendo día a día su calidad literaria, y que ahora les compartiremos para nuestro deleite.

Hasta la Próxima D.M.

****************************************

Invoquemos a los dioses de las letras

en este eclipse lunar,

en esta luna de nieve y

dancemos con polvo de estrellas

que deja el cometa;

porque mi flor se marchita

por falta de tus versos.

De noche

me deshojo entre tus dedos y

la estrella se fragmenta

en cada encuentro azul.

Paseo en gaza…

la ola besa la orilla y

nos fundimos en uno.

Lejos se encuentra

la balsa,

¡Naufragamos!

Que importa,

mi raíz es resistente

y nos rehacemos.

Al oscurecer mi flor perfuma y

mi estrella alumbra.

Soy tu musa de

marea desbordada y

sonrisa de caracoles.

Lleno los cuencos de tus manos

con mi aroma, con mi luz y

te espero en la otra orilla.

Hundo los pies en la arena

para dejar huella.

Brota la melodía de amor,

de este amor que todo lo puede,

que todo lo da,

que traspasó el tiempo y

desnudó la noche,

la canción en donde afirmo que:

“Yo nací el día en que te conocí”

¡Amor…

recítame poemas de Neruda!

mientras divago con Lorca,

Acuña o Darío.

Excita el oleaje, la música, el poema.

Amanece…

al contacto con tu piel

me estremezco como durazno en flor

al posarse un ave y

nos amamos con intensidad.

Refresquémonos en la playa

ondeemos en el mar

hasta  la orilla y

volvemos al amor con la

“Luna… mudo testigo”

América Guerrero González

 

******************************************

 

A DESTIEMPO

 

Colgué mi piel en tu armario y salí corriendo tras tus pasos,

solo llevabas los zapatos puestos, porque tus pisadas iban conmigo haciendo ruido en mi

cabeza y desacomodando mis ideas.

Ese trinar de tu corazón que me dice que hoy es lunes y mañana es martes

y que el día siguiente será como el otro y como el otro, si la música del vaivén de mis piernas enroscadas a tu cuerpo me abandona.

Los minutos y los segundos son como mi amuleto para no perderte, por eso cuando estoy contigo nunca te los confío porque corro el riesgo de tenerte menos; es que esta locura de ti me hace más consciente cada día de la desesperación que me invade cuando tú me robas a mí y yo a ti no encuentro.

Déjame acomodarme junto a la silueta que pintas sobre la cama, muy cerca de tu cuerpo; abrazar tu aroma de alma desnuda por el tiempo; conversar con los latidos de tu corazón y bailar con tus caricias mientras un cielo profundo se abre para regalarse entero.

Cuánto tiempo ha pasado desde que te amo; no lo sé, pero me ha bastado para parir historias con sabor a ti; para hacer collares de letras que engarzadas se transforman en poesía adolorida por tu ausencia; para hacer un puente de caracolas desde mí hasta tu lecho.

Que difícil esto de andar por ahí por esas calles del mundo, sin piel y con prisas; que absurdo esto de hacerle el amor a un recuerdo.

Qué terrible esto… de quererte a destiempo.

 

Elizabeth Azamar

***********************************************

 

Se perdió el límite de tu sombría indolencia

Cuando rodaban en el rio las palabras necias de tu aprecio.

Volaban nocturnos tus párrafos en mi gélida razón

Silbido de trenes sin sentido

Trasnochando mi mente sin fronteras

Circundan los ecos de mis ayeres

A un costado de tu playa,

Encallando el velero de mi ser

En tu océano desbocado.

Mar ilimitado, remolino de engaño y desengaño.

Mi mar si calma… tú.

 

Yadhira Martínez Domínguez

*****************************************************

 

Nací en éste mes dual. De invierno y primavera, de deshielos y floraciones.

Con un Pez tirando a la derecha y el otro a la izquierda. Entre el paso de una década a otra. En el cambio de un atroz sexenio a otro.

Y aquí estoy con mi rostro de seis décadas, contemplándome, en un pequeño celular, bendiciendo en el espejo de mi mente, todos los mundos que he podido tocar.

 

Patricia Eugenia Gómez

********************************************************

 

ARRULLO PARA TU NOCHE TRISTE

No es el color de tu tristeza

que se trasluce apenas

en la cortina de lágrimas

cual watercolors que ciega tus ojos.

Es tu amor volcado al vacío,

instinto humano profundo,

obsesión de abrazo tal vez.

Es angustia irreparable

que disfraza su estancia

en singular esperanza

de lo que no va a volver.

Entre lo que parece y lo que nace

un claroscuro apenas con luz tenue

anida en la profundidad de tu ser.

Más vale que esas gotas de tus ojos

fluyan aprisa y de un tajo,

más, sólo una vez.

Y a caudal de arroyo sanador,

limpien el polvo del camino

por donde has de pasar.

Para que a mil aprendas

que herirse el alma 24 hrs.

cuesta un llanto culmen,

al fin, éxtasis abrumador,

carencia y búsqueda

que alude el poeta de la otredad.

Luz H. Olvera

US - US -